Previsiones Astrológicas para junio por Astroworld

@solitalo

image

La Luna se encuentra en el emprendedor Aries el último día del mes de mayo de 2016. Dos sextiles lunares a Venus y el Sol en Géminis nos animan a conseguir el apoyo de otros en nuestros proyectos. Sin embargo, cierta posesividad o determinados celos pueden surgir en las horas de la noche, cuando la Luna haga una conjunción a Ceres y Plutón. La solución al conflicto – haciendo eco de los temas de la T-Cuadrada de Júpiter, Saturno y Neptuno – es hacer todo lo posible para liberar nuestra necesidad de controlar, y recordar que las ganancias siempre siguen a las pérdidas percibidas.

Adentrándonos en el mes de junio de 2016 comenzamos observando cómo la Luna Nueva en Géminis del 4 de junio crea una tensa gran cruz, ya que se opone (180°) a Saturno y hace una cuadratura a Júpiter oposición Neptuno. Podemos estar cuestionando lo que pensamos en un contexto de incertidumbre (Neptuno) y con cierto tono de autoridad (Saturno). La cuadratura de Júpiter podría aportar inseguridad acerca de quién o qué creer. Con Venus en conjunción con esta lunación dudamos de nuestras ideas más apreciadas, en nuestra lucha por aclarar nuestra mentes; estar en contacto con nuestros valores más íntimos nos ayuda a discernir la información relevante.

La incertidumbre continúa durante el primer cuarto creciente de la Luna el 12 de junio; con la Luna en el analítico Virgo y el Sol en Géminis, que le pide procesar las ideas generadas en la Luna Nueva y elegir las que tienen aplicaciones prácticas en nuestra vida diaria.

Clasificar y ordenar datos puede resultarnos muy fácil este mismo día, rápido como el pensamiento-Mercurio entra en su casa (Géminis), aunque asumimos el riesgo de cierta sobrecarga de información.

Un  trígono de Marte retrógrado a Quirón en el mismo día puede ayudarnos a eliminar el escozor de cualquier frustración. El místico Neptuno se vuelve retrógrado el 13 de junio. De la misma manera que las mareas revelan los regalos de las profundidades del océano, todonuestro material inconsciente puede llegar a ser más evidente ahora.

Una base sólida sobre la que construir nuestros sueños

Bajo esta influencia etérea, el amoroso Venus entra en el maternal Cáncer el 17 de junio, pero la cuadratura Saturno-Neptuno también activa el 17 de junio, nos indica que la ternura que estamos buscando tiene algunos bordes duros que se sienten incómodos.

Realidad versus ilusión es el principal tema astrológico de la segunda cuadratura de Saturno a Neptuno el 17 de junio. Con los dos planetas retrógrados, se nos pide reflexionar sobre cómo podemos hacer honor a estas energías en conflicto en nuestras vidas. Naturalmente, es posible que graviten en torno a uno o al otro, tal vez centrándose en certezas (Saturno), a expensas de nuestros sueños (Neptuno) o escapar de la dura realidad, lo que nos deja perdidos en el mundo real. Se trata de encontrar una manera de navegar por los mares gloriosos de la fe, mientras que seamos capaces de echar el ancla en los momentos apropiados. Saturno se caracteriza como el Viejo Padre Tiempo, y Neptuno representa todas las cosas eternas, por lo que nuestro concepto de tiempo puede transformarse a medida que aprendemos a ir con la corriente o cómo usar nuestras horas más sabiamente. Cualquier falsa sensación de seguridad se elimina bajo esta influencia, ya que Saturno despoja de las ilusiones de Neptuno, y esto nos permite ir más allá de lo que pensamos que era posible. Con nuestras limitaciones y nuestros temores disueltos, se nos da una base más sólida sobre la cual construir nuestros sueños.

Venus nos ayudará a proteger lo que apreciamos, pero su oposición a la filosófica luna llena en Sagitario el 20 de junio sugiere cierto temor a perder el amor de los demás debido a las creencias de todo tipo. Un trígono de la Luna al liberador Urano en Aries nos anima a honrar nuestra experiencia única y aceptar nuestras diferencias. El amor no tiene que depender de pensar lo mismo.

La entrada del Sol en Cáncer también el 20 de junio marca el cambio de las estaciones, y el verano comienza en el hemisferio norte. Hogar y la familia son el centro de atención como los fuegos del solsticio nos llevan de vuelta a nuestras raíces. A pesar de que Cáncer es un signo cardinal y proactivo, es cauteloso en dejar límites seguros y familiares. La posibilidad de avanzar está estrechamente alineada con confiar en nuestros sentimientos. Siguiendo nuestros instintos puede ser provechoso cuando Júpiter haga un trígono a Plutón el 26 de junio. Este última trígono cierra un capítulo que nos ha mostrado el gran potencial a largo plazo (Plutón en Capricornio) de poner en práctica nuestras creencias (Júpiter en Virgo).

La Luna Nueva en Aries en cuadratura del Sol en Cáncer el 27 de junio nos insta a dejar el nido y probar nuestras alas. Un sesquicuadratura (135 °) a Marte retrógrado puede manifestarse como una inercia frustrante. Queremos volar, pero quizás nos falta valor. El trígono de la Luna con Saturno indica que nuestras alas son lo suficientemente fuertes. Marte se vuelve directo el 29 de junio, de esta forma nos impulsa hacia adelante y nos llena de valentía para dar el salto, pero la entrada de Mercurio en Cáncer también el 29 de junio puede significar que, mentalmente, no hemos cortado las faldas.

Francisco Lorenzo
astroworld.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 22.772 seguidores