Arcángel Zadquiel: Desarrollo Espiritual

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

El Arcángel Zadquiel, cuyo nombre significa “justicia de Dios”, es el ángel de la misericordia. Este ángel, que también es conocido como “el santo”, imparte confianza en la benevolencia de Dios y aporta confort cada vez que lo necesitamos. Fue el ángel que le impidió a Abraham sacrificar a su hijo Isaac, en el monte Moriah. Zadquiel es uno de los siete grandes arcángeles que se sitúan ante el trono de Dios. Gobierna sobre el chakra corona, que se corresponde con el rayo violeta. Su llama violeta se concentra en la transformación personal, en el crecimiento espiritual y en la alquimia cósmica.

En el sistema cabalístico, Zadquiel gobierna sobre la sefirah de Hesed, que representa la misericordia.

Invoca al Arcángel Zadquiel

Cuando necesites liberar tu pensamiento crítico o buscar la transformación espiritual. Invócalo si tu pasado te impide manifestar tus sueños.

Asociaciones Físicas

Zadquiel ayuda en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y ayuda en el proceso de curación; reduce la inflamación, las contusiones y la tensión ocular.

Asociaciones emocionales y mentales

Zadquiel calma y elimina la turbulencia emocional, mejora las adicciones y los rasgos adictivos de la personalidad.

Asociaciones Espirituales

Zadquiel aumenta la inspiración, la imaginación, la intuición y las habilidades psíquicas, haciendo que resulte más fácil ver visiones; fomenta la dedicación espiritual y evoca sueños significativos; ayuda a la meditación y a la regresión a vidas pasadas; te ayuda a desarrollar el chakra corona y a tener acceso a la mente superior; y proporciona protección psíquica; la llama violeta de Zadquiel purifica todo lo que toca, convirtiéndolo en un potente sanador de la mente y el cuerpo.

Ritual

Colócate frente a tu altar (o en un lugar que te resulte cómodo y agradable donde no seas molestado), y concéntrate en tu respiración. Enciende una vela violeta y visualiza un vórtice de luz violeta que desciende a tu alrededor y forma una llama violeta. Siente cómo la luz purifica tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Usa la siguiente afirmación:

Arcángel Zadquiel dirige la llama violeta de la libertad hacia todas las zonas de mi cuerpo, de mis chakras y de mi aura, hasta que quede purificado de toda negatividad.

Fuente: La Práctica de los Ángeles. Hazel Raven

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.750 seguidores