El Arcángel Melquisedek: Príncipe de la Paz

@solitalo

Al Arcángel Melquisedec se le ha llamado el Príncipe de la Paz. El que lleva la Sabiduría, la Belleza y la Paz al mundo.

Se percibe Poderoso pero bajo un manto de Compasión y Amor paternal, con un Conocimiento y Sabiduría Suprema.

En la antigüedad se le conoció como un Sacerdote y Rey en Salem antiguo nombre de Jerusalén.

Básicamente es un Instructor un Gran Maestro, Mago-Sacerdote-Rey y Alquimista, que puede enseñar los Conocimientos Antiguos Universales de la Creación, el Cosmos, Precipitación y el Conocimiento de la Jerarquía Superior.

El es un Maestro que enseña las técnicas para recibir Inspiración Divina las Ideas de Dios directamente y como aplicarlos a la Vida Espiritual.

Es el Gran Compañero de El Arcángel Metatrón. Tiene una relación estrecha en el trabajo de instrucción de las almas que dirige El Ángel Poiel quien tiene en la kábala el número 56.

El Arcángel Melquisedec contesta cualquier pregunta que se le haga directamente. Al pronunciar su nombre se crea una Resonancia Vibratoria que vibra como un mantra.

Sus símbolos consisten en dos alas doradas y aves volando. Sus colores son los tonos dorados y el color oro puro.

Su conocimiento tiene el objetivo de liberar a todas las almas y que pasen a otra dimensión en el largo camino para llegar a la ascensión.

Al percibir este Arcángel por primera vez ya jamás se olvidará, porque es inolvidable su Vibración y Radiación, difícil de explicar en palabras.

Su clave es: inspiración, libertad, Saber Divino, Unción.