Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Arcangel Jofiel, es uno de los siete arcángeles que están en presencia de Dios desde la Creación. Se invoca su protección en momentos en que necesitamos claridad mental, iluminación y estabilidad. Se le pide nos conceda sabiduría, conocimiento, entendimiento, inspiración, visión interna clara, ayuda para los estudios. Es el mejor apoyo para superar vicios, malos hábitos y apegos dañinos.

Sus colores son el amarillo y el oro, y rige el día lunes, y para invocarlo puedes encender una vela de este color para el progreso material y espiritual o anaranjada para la aceptación social, también puedes ofrecerle flores amarillas como los girasoles.

Cada uno de los arcángeles y otros seres de Luz que sirven a la Tierra tiene un retiro en el mundo celestial, en un plano que denominamos octava etérica. Estos retiros suelen estar ubicados sobre ciertos lugares importantes del planeta. El retiro de Jofiel está al sur de la Gran Muralla, cerca de Lanchow, al norte de la China central.

El nombre Jofiel significa «belleza de Dios». Algunas tradiciones dicen que es el guardián del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal y el protector de los buscadores de la Verdad. Se le conoce como el adversario de quienes buscan el conocimiento vano. Se dice que fue el instructor de los hijos de Noé.

En algunas tradiciones, se identifica también a Jofiel con el ángel Yefefiah. Yefefiah es el príncipe de la Ley (la Tora) y se dice que enseñó a Moisés el misterio de la cábala. Jofiel es el arcángel que auspicia las enseñanzas sapienciales del buda Señor Gautama, de Confucio y de Lao- Tse; asimismo, sirve al Señor Cristo y a sus discípulos.

Los arcángeles tienen complementos divinos por que son parte del Todo Divino. Sabemos que Dios creó polaridades masculinas y femeninas –creó a los Elohim, a Alfa y Omega, el Dios Padre/Madre, yin/yang- y, por lo tanto, cada arcángel tiene un complemento femenino, conocido como Arcangélina. Así, el complemento divino de Jofiel es la Arcangelina Cristina.

El Arcángel Jofiel ha dicho que a veces sus ángeles forman una columna de luz que va desde nuestro planeta hasta el Gran Sol Central. Aunque ni siquiera podemos ver o saber dónde está el Gran Sol Central en nuestro cosmos, es el centro de toda la vida, el centro del cosmos espiritual y físico. Sin embargo, hay tantas legiones de ángeles de la llama dorada, que pueden formar una columna de luz desde aquí hasta un punto que ni siquiera es visible para nosotros.

Cuando pienses en el Arcángel Jofiel y en sus legiones, puedes imaginarte que llevan túnicas doradas. Se aparecen como rayos de fuego amarillo procedentes del Sol. Los ángeles son seres ígneos, espíritus de fuego creados a partir de la llama de Dios, como dice la Biblia en Hebreos. Su resplandor es casi cegador porque estos ángeles ocupan la primera banda de color que rodea el centro de fuego blanco del cuerpo causal. Estas bandas son los anillos concéntricos que rodean al Gran Sol Central.

Si examinamos la imagen del cuerpo causal veremos que el centro del mismo es de fuego blanco y que la siguiente esfera es de color amarillo dorado. Si miramos al centro del sol y vemos a estos ángeles, ellos son uno con el sol, y ese fuego resplandeciente del sol nos habla.

¡Oh! Sabio, radiante, esplendente,
amado Arcangel Jofiel, nuestras mentes
y corazones estan avido de penetrar en
los laberintos insondables, misteriosos de
la sublime ciencia del conocimiento de la
divinidad, de la potestad, del espiritu del
Señor Dios que nos creó, que nos guia
y nos ama desde la cuna al ataúd.
Tu, amadisimo Arcángel Jofiel, ilumina
nuestra senda con la luz de la eterna
sabiduria, líbranos de la amenaza de la duda
y la incomprension, nutre nuestro espiritu con
la cuota indispensable de sabiduría que nos
conduzca seguros al edén prometido a los justos.
Amén.

MEDITACION PARA LA ILUMINACION

Después de preparar adecuadamente el ambiente para meditar se invoca (con su oración repetida un mínimo de tres veces) la presencia del arcángel Jophiel y sus ángeles de la iluminación, visualiza alrededor de tu cuerpo, dentro de ti (en tu corazón) y sobre tu cabeza una luz amarilla dorada y brillante, pídele al Creador para que los ángeles de la iluminación entren en ti y te proporcionen la inspiración, el entendimiento y la sabiduría que vas a necesitar, visualiza como la luz amarilla va rodeándote y expandiéndose hasta un metro a tu alrededor, imprégnate tu ser superior interno con esa luz y concéntrate en lo que quieres saber, entender o conocer.

Después de unos quince minutos, agradece la ayuda de los ángeles, dale gracias al Padre por su generosidad y vuelve a tu estado de conciencia normal.

Este tipo de meditación y la invocación constante a Jophiel y los ángeles de la iluminación es muy útil en tiempos de exámenes, para escribir, para atender entrevistas o cualquier actividad en la cual necesites exponer tus conocimientos.

Con información de : http://www.mensajerosdelcielo.blogspot.com, http://www.lascosasquenuncaexistieron.com, “Angelorum” de Mygene Rodriguez-Wippler

@solitalo