Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Indagando sobre la importancia de mantener equilibrados ambos hemisferios del cerebro, me encontré con este interesante artículo de la gente de http://www.sanamente.com y además algo que me pareció fabuloso, porque está dirigido específicamente a realizar un entrenamiento cerebral con sonidos neuro-estimulantes, musicoterapias, sonidos sanadores, música para meditar y despertar los poderes internos.

¿Lo mejor de todo? es completamente gratuito y hay sonidos para descargar en tantas áreas como adelgazar, rejuvenecimiento, memoria y concentración, fibromialgia, adicciones, agilidad mental, Chakras, corazón, desdoblamiento astral, en fin muchísimos puntos que seguramente alguno les interesa, la página es http://www.brainwavelaboratories.com, sin ningún desperdicio, ya yo empecé con el de energía mental, dice que en 7 semanas se ven los resultados, vamos a ver qué tal me va y les cuento.

Seguidamente les dejo el artículo que les comenté…espero que les sea útil, debajo dejo también el enlace a un video con música para estimular ambos hemisferios, abrazos de Luz!!!

Nuestra capacidad de concentración, de aprendizaje, la creatividad y la forma en que resolvemos problemas o superamos los nervios y el estrés está directamente relacionado con el equilibrio de los hemisferios cerebrales.

Normalmente ambos hemisferios no se desarrollan en igualdad, ya que la cultura, la sociedad, la pedagogía y los patrones familiares suelen potenciar y otorgarle mucha más importancia a los procesos intelectuales lógicos, que se encuentran en el hemisferio cerebral izquierdo.

Especialmente en nuestra sociedad occidental el énfasis que se pone en la capacidad de análisis y los razonamientos lógicos prácticamente barre, y deja al margen la capacidad de expresar sentimientos, la empatía o la intuición, instalada en el hemisferio cerebral derecho.

Este desequilibrio no permite un desarrollo integral de la personalidad y mina las potenciales habilidades del ser humano, convirtiéndonos en uno de los casos en personas neuróticas incapaces de gestionar y manejar nuestros sentimientos, y en el otro en personas cuyo exceso de sensibilidad nos termina desbordando.

La compenetración perfecta, armónica y equilibrada de ambos lados del cerebro nos permite beneficiarnos de los mecanismos de regulación que posee el intelecto.
Hay un sencillo ejercicio, que practicado con regularidad, nos permitirá ejercitar por igual ambos hemisferios y nos ayudará a recobrar el equilibrio necesario para el beneficioso y correcto funcionamiento de tan valioso instrumento.

Cerrando los ojos, nos relajaremos prestando especial atención a la respiración para conseguir que los pensamientos del día no entorpezcan nuestra concentración.

Cuando nuestro aliento sea suave y lento centraremos nuestra atención, por ejemplo en el hemisferio cerebral derecho y en nuestro ojo derecho.

Imaginaremos que con nuestra zona cerebral y ocular derecha estamos contemplando un árbol lleno de brotes y flores de primavera.

Después repitiendo el proceso con el lado inverso, imaginaremos y mantendremos en nuestra mente la imagen del mismo árbol totalmente cubierto de nieve.

Trataremos de fijar firmemente en nuestra mente las dos imágenes diametralmente opuestas, y finalmente intentaremos fusionarlas creando una única imagen que suponga la síntesis de ambas (por ejemplo un árbol con hojas amarillas otoñales).

Podemos practicar este sencillo ejercicio incorporando cualquiera de los demás sentidos. Imaginamos entonces por ejemplo el olor de un jazmín y el de unas palomitas de maíz  para terminar equilibrándolas y consiguiendo una única sensación olorosa que las une.

El sabor de alimentos y su contraste, distintos tipos de música, el tacto de diferentes superficies son ejercicios que nos permitirán reforzar y potenciar el correcto funcionamiento del cerebro.