Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Buscando novedades que traer al blog me encuentro con el término “basuroterapia”, que no es más que una nueva forma de terapia (higiene mental) que seguramente manejaremos de una manera muy intensa una vez que nos hayamos dado cuenta de lo interesante y productiva que puede ser nuestra vida en cuanto la pongamos en práctica. Sin mas preámbulos los invito a conocer la nueva terapia en higiene mental conocida vulgarmente como basuroterapia.

DEFINICIÓN

Como no existe en realidad una definición de esta terapia en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, les diremos que se deberá entender como un auxiliar en el desecho temporal o definitivo de los contaminantes mentales que constantemente nos distraen y lo que debemos hacer para lograr nuestra concentración en las ocupaciones que tengamos en un momento dado y así poder cumplir con estas y alcanzar nuestra paz y tranquilidad.

ANTECEDENTES

Esta terapia nace hace algunos meses, precisamente en el momento en que un profesor deseaba iniciar su clase y que cansado de esperar, se da cuenta de que la mayoría de los asistentes no lograban poner atención para concentrarse en el tema del que se estaba tratando. Tema por demás importante ya que pertenecía a una materia de medicina integradora, hablamos específicamente de la Iridiología, la cual consideramos que es el mejor auxiliar en el diagnóstico exacto por medio de la lectura del iris de los ojos; así que, se les propuso tomarse un momento de relajación para analizar cual era el problema real que impedía al grupo en su concentración, ya que no era en sí un tema general el que los distraía, sino por el contrario, cada quién estaba pensando en un asunto diferente.

Después de realizar este análisis, se logró identificar cual era el problema que causaba esta perturbación. Era ni más ni menos que un cúmulo de pensamientos que contenían una gran cantidad de inquietudes, preocupaciones, temores, deseos, fantasías, ilusiones, etcétera. Sueños todos, válidos en nuestro entorno, ya que sabemos que sin el uso de la imaginación no llegaríamos a nada. Fue así que entonces se hizo la proposición de que a partir de ese momento, y cada vez que iniciaran un trabajo o estudio de un tema en particular y antes de que entraran al salón, desecharan todos aquellos pensamientos que les provocaran alguna distracción en un hermoso y práctico basurero virtual, colocado por acuerdo de la gran mayoría, precisamente a un lado de la puerta, en donde ha quedado ubicado hasta la fecha y aunque usted no lo crea, con magníficos resultados.

APLICACIONES

Si logramos entender por un breve momento, que al aplicar la basuroterapia e ir desechando todas nuestras inquietudes, preocupaciones o situaciones que nos distraen mentalmente, deshaciéndonos de estas o sólo colocándolas durante el tiempo que así lo necesitemos en nuestro basurero virtual, lograremos tener una mente más libre y abierta, parecida a la que teníamos cuando éramos niños, sin pensamientos preocupantes y molestos; esta situación cada vez menos caótica, nos aportará más relajamiento y tranquilidad, una magnifica retención y comprensión de lo que se esté tratando, y al mismo tiempo ayudaremos al mantenimiento o mejoramiento de nuestra salud, puesto que así, estaremos evitando un cúmulo de molestas tensiones y problemas ocasionados por el estrés creado como consecuencia de las mismas inquietudes y preocupaciones.

Por todo lo anterior, te sugerimos que, siempre que te sea posible, coloques en un lugar estratégico tu basurero virtual para usarlo constantemente, desechando todo aquello que te distrae e incluso te pueda llegar a provocar algunos problemas. Cada vez que cambies de actividades úsalo y verás como obtendrás con esto la mejor de las higienes mentales y por consecuencia, excelentes resultados en todo tu entorno.

Mencionemos un ejemplo: cuando llegas a tu lugar de trabajo o de estudio, si lo haces arrastrando contigo toda la basura mental, o sea, las preocupaciones que tienes con referencia a tu casa, a tus amigos, en tus relaciones, etcétera, estarás creando un caos mental que no te permitirá darle una correcta solución a ninguna de estas inquietudes, como tampoco te permitirá desarrollar tus labores o estudios con la eficiencia que debes tener o que siempre lo haz hecho. Así que…

No te preocupes, mejor ocúpate!

Tomado de: medicinaalternativa.entornomedico.org