Etiquetas

, , ,

Esta noche el pequeño Santiago retornó a la casa del Padre, se fue a su lugar, junto a los ángeles, donde le corresponde, trascendió y se liberó de la prisión que fue su cuerpo, renació mi chiquito en la vida eterna. Nunca te vi y te conocí tanto, nos uniste a tu mamá y a mi como hermanas, y eso te lo agradeceré por siempre.

Sé que estás bien, puedo sentirte mi niño, los colores te rodean y flotas con tus pequeñas alitas, has encontrado la paz de tu corazón, ahora puedes jugar sin pensar en nada más. Eres un alma grande que revolotea alrededor de los que amas, y de los muchos que tanto te amamos.

Tu amor logró unirnos a muchos en oración a tu alrededor, siento tristeza, por el dolor de tus padres, por el de los que te amamos sin conocerte, por las vidas que tocaste y mis lágrimas son en el fondo de felicidad porque sé que estás en un plano superior, donde la vida es sublime y eterna, te extrañaremos pero con alegría y sobre todo con el gran amor que nos inspiras. Gracias por venir a despedirte. Te amamos siempre, te liberamos y te dejamos para que vivas tu libertad…

Ahora estás en un lugar mucho más hermoso, junto a quien te envió prestado a nuestras vidas…

Quiero darles las gracias a todos y cada uno de ustedes que nos ayudaron con sus oraciones por este angelito hermoso que llegó a nuestros corazones…gratitud y bendiciones infinitas para todos.