Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

El Maestro Ascendido Morya

Confianza

 

  Lemas

  • Confianza en sí mismo, en las facultades y en la propia fuerza y fortaleza.
  • Ser consciente y liberarse de los miedos.
  • Esperanza, seguridad.
  • Confianza en la existencia.
  • La confianza de nuestra infancia.
  • La energía de El Morya

Maestro Ascendido El Morya (Director de los Gobiernos del Mundo)

El Maestro el Morya es un Ser del Rayo Azul, de origen mercuriano, discipulo del Elohim Hércules. Hizo su Ascensión en 1888, aunque ya estaba preparado para esto desde hacia años. Actualmente es el Supremo Director de todos los Gobiernos del Mundo, actividad que dirige desde el Templo de la Voluntad de Dios y la Unidad Internacional, ubicado en los planos etéricos de Darjeeling, en los Himalayas. Tenía una casa física en Shigatse, frente a la del Señor Koot Hoomi, donde conservaba un piano hecho de palo de rosa, con el cual realizaba dúos junto a Lord Koot Hoomi, quien interpretaba el órgano desde su hogar, y así conformaban un Campo de Fuerza que bendecía a la humanidad.

El Maestro El Morya es un estricto disciplinario que espera una acción pronta y vigorosa de sus estudiantes; tiene aire marcial y habla en cortas y concisas frases, como si estuviera acostumbrado a que instantáneamente se le obedeciese. El credo Espiritual de su Hermandad en Darjeeling es “¡YO LO HAGO!”. La presencia del Maestro El Morya da la impresión de una fortaleza y poderío irresistible, con imperiosa dignidad que mueve a profunda reverencia. Su cuerpo es de regia estirpe Rajput y mide 1,98 m., posee unos penetrantes ojos color marrón, de escudriñante y poderosa mirada; usa barba partida, casi negra, y sobre los hombros le cae la cabellera.

El Maestro el Morya encarnó como el Rey Mago Melchor. Fue también el Rey Arturo, primer Rey de Inglaterra, y estuvo asistido por el Maestro Saint Germain como Merlín. Fue coronado a los quince años. Fundó la Orden de los Caballeros de la Mesa Redonda, de carácter metafísico, relacionada con enseñanzas cósmicas y con el Santo Grial. También encarnó como San Patricio, en Irlanda. La Copa es su Patrón Electrónico. Fue el Emperador Akbar, de la India, de la casa mogólica de Tamerlan; con su advenimiento, en 1556, comenzó la gran “Era Akbar”. Como tal, profesó la religión islámica, protegió la religión “Sikhs”, regalándole los terrenos de Amristar, donde se encuentra el Templo de Oro, y también protegió a los jainistas; forjó la “Nueva Religión Universal”, en la que se unen todos los credos. Tenía su fortaleza a pocos kilómetros del Taj Mahal, contruido por el Sha Jahán, encarnación de Lord Koot Hoomi. Así como sus Retiros Internos estaban cerca el uno del otro, también lo estaban sus fortalezas.

El Maestro El Morya fue también Thomas Moore, nació en Londres en el año 1478 y ejecutado en 1535 por Enrique VIII, por no aprobar el enlace del Rey con Ana Bolena. Fue uno de los grandes maestros ingleses. su pensamiento puede conocerse a través de su máxima obra, llamada “Utopía”. La Iglesia Católica lo canonizó como Santo Tomás Moro, y en el 2001, año en que el Maestro El Morya fue el Espíritu Envolvente, el Papa Juan Pablo II lo nombró Patrono de los políticos y gobernantes.

Lord Morya y Lord Koot Hoomi inspiraron, en 1875, la fundación de la Sociedad Teosófica y la escritura de “La Doctrina Secreta”, por medio de Helena Petrovna Blavatsky. Bajo su inspiración, Madame Helena Roerich escribió una serie de libros que aparecen como anónimos, respaldados por el Agni Yoga Society.

En el año de 1952, en la Habana (Cuba), Lord Morya, a través de su Complemento Espiritual Geraldine Innocente -o Lady Miriam-, fundó El Puente a la Libertad, organización encargada de publicar las enseñanzas de la Jerarquía Espiritual para la Nueva Era.

Mensaje

Nos lleva a recuperar la confianza en nosotros mismos esa confianza que experimentábamos en nuestros primeros años de vida.

Nos conduce al estado en el que nos encontrábamos en nuestra infancia: a recobrar de nuevo la confianza que teníamos desde nuestro primer aliento, cuando nos dejábamos mecer en brazos, cuando aprendimos a caminar y desde que empezamos a dar un paso más en nuestra vida.

Transforma la experiencia de sentimos abandonados, desamparados y desvalidos, separados de nuestros seres queridos. Aunque el miedo nos cree inseguridad en más de una ocasión, esta energía no permite que este miedo nos vuelva a dominar.

Tenemos una confianza absoluta en nuestra existencia. Sabemos que todo sucede para nuestro bien, aunque en ocasiones nos parezca desagradable o negativo.

Indicaciones para esta situación

A lo mejor dudas en el momento de ti mismo, de tu capacidad para conseguir aquello que te has propuesto, aquello que te queda por hacer. A lo mejor piensas en dar marcha atrás, en abandonar tu proyecto. A lo mejor sientes que todo lo tienes que hacer solo, que nadie te echa una mano, que no te puedes fiar de nadie.

Pero es importante poder confiar y actuar desde esa confianza fortalecidos y marcándonos una meta -aunque los miedos y las dudas te atormenten-o Quizá nunca lleguen a desaparecer del todo esos miedos y esas dudas, pero ¿vas a permitir que ellas determinen tu vida? Aunque tampoco debes confiar ciegamente. Es también muy importante asegurarse bien y verificar.

¿Qué te impide en el momento tener confianza en ti mismo y en los demás? ¿Qué pensamientos y sensaciones experimentas cuando deberías confiar en otras personas o cuando das un paso hacia lo inseguro? ¿Qué miedos o pensamientos angustiosos te martirizan?

Interpretación de la carta

El observador mira como a través de una puerta al universo, al infinito. Hay un embrión albergado en el círculo de la unidad, unido aún al cordón umbilical y siendo alimentado por una energía divina. Esta energía fluye también hacia esas dos personas que aparecen en la carta, las alimenta a través de su corona de chakra.

El embrión y las dos personas se encuentran en el seno materno simbolizado por las alas de dos seres angelicales, uno claro y otro oscuro. Un ala forma un regazo portador, mientras que el otro se despliega en actitud protectora.

Ambos ángeles nos confieren tanta confianza, protección y fuerza que incluso no nos da miedo contemplar al más oscuro, aceptando así las sombras y los miedos. Reconocemos también al ángel oscuro como ángel de la guarda o protector. Las dos figuras humanas de la carta miran hacia delante con esos ojos tiernos e infantiles, totalmente abiertos y llenos de confianza y de curiosidad. Ambos se rozan, pudiendo percibir la cercanía uno del otro. La tierra también está alimentando a esos dos seres humanos como se ve representado por el zócalo oscuro de la base.