Etiquetas

, , , , , , , , , ,

@solitalo

Sé atento y comprensivo. ¡Muchas veces los que vienen a conversar contigo traen problemas recónditos, ocultos en el fondo del alma!
No pierdas la calma, tú que vislumbraste ya la luz de la comprensión de los hermanos. Mantén el equilibrio cuando se presente alguien perturbado. Sé atento y comprensivo: en el mundo hay muchísimos enfermos y tú tienes salud moral.