Etiquetas

, , , , , , ,

@solitalo

A todos nos llama la atención y en cierta forma nos intriga el significado de nuestros sueños y de los ajenos, por qué no decirlo. La simbología oculta va desde premoniciones, hasta sueños adivinatorios y hasta números de lotería. Para satisfacer un poco esa curiosidad de todos nosotros, les iré publicando un breve diccionario con las cosas más usuales que podemos soñar, para así ir aprendiendo a descifrar aquellas aventuras nocturnas a las que no siempre encontramos explicación. Felices sueños…

Ábaco:

Usar este instrumento nos indica que realizaremos muchos esfuerzos en el terreno laboral para obtener pocos resultados.

Abad o abadesa:

Los sueños en los que intervienen sacerdotes, sean de la religión que sean, indican nuestra necesidad de confiar nuestros problemas a alguien que nos comprenda y nos ayude a solucionarlo. Todo depende de la actitud del sacerdote.

Abadía:

Lo podemos aplicar a cualquier templo religioso. Soñar con ella significa inquietudes espirituales, morales o intelectuales. Si rezamos dentro es señal de felicidad.

Abanderado:

Próxima promoción profesional, teniendo en cuenta como discurra el combate.

Abandono:

Si la persona abandonada eres tú:
-Si nos abandona gente poderosa o nuestro/a amante indica la posibilidad de liberarnos de su dominio.
-Si nos abandona nuestra madre tendremos aprietos materiales.
-Si es el padre indica nuestra falta de voluntad para realizar nuestros proyectos.
-Cuando se trata de nuestro cónyuge nos muestra que se están produciendo problemas materialmente por nuestra causa.

Si eres tú quien abandona:
Lo que abandonemos en este sueño nos indicará qué o quién es lo que nos atormenta y lo que debemos modificar o de lo que debemos liberarnos.
En todos los demás casos siempre habrá problemas y dificultades.

En cualquier caso existen sueños en los que nuestro inconsciente nos indica que algo no va bien en nuestro interior sin responder a ningún sufrimiento externo, entonces acudiremos al médico que nos aclarará si estamos enfermos sin saberlo.