Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Los cargos y las categorías jerárquicas de la Gran Fraternidad Blanca o Jerarquía Divina, cambian de tiempo en tiempo, ya que sus participantes también progresan en la escala espiritual, subiendo grados, al igual que nosotros.

Sus esfuerzos, méritos y dedicación, además del empeño en el ejercicio de sus funciones, valen puntos que garantizan su propia ascensión jerárquica, meta fundamental de todos los seres, sean maestros o no. La evolución es la razón primordial de todo y de todos los existentes en el Universo, que pasan por este proceso progresivo de forma consciente o inconsciente.

Es evidente que, cuanto más clara y determinada sea la conciencia de que deseamos evolucionar para ascender a las esferas superiores, más fácil resultará el acontecimiento evolutivo, e incluso más rápida será su velocidad.

El jefe de ka Jerarquía Divina es el SEÑOR DEL MUNDO. Viene seguidamente EL BUDA DE LA EVOLUCIÓN, responsable del mantenimiento de la Llama Divina en cada corazón humano, y el INSTRUCTOR DEL MUNDO, que estructura y orienta las religiones y el uso de la energía divina por un período aproximado de 14 mil años.

El MAHA CHOHAN (GRAN DIRECTOR) representa al Espíritu Santo para el Planeta Tierra. En orden sucesivo tenemos a los CHOHANS (DIRECTORES) DE LOS SIETE RAYOS, con los diversos tipos de actividades y responsabilidades planetarias, tanto en el mundo exterior, como en el mundo interior. Sirviendo en sus respectivos rayos, los GRANDES ARCÁNGELES personifican las Virtudes Divinas (en número de siete) y los SIETE GRANDES ELOHIM que simbolizan individualmente los Siete Rayos, como auténticos arquitectos de la Tierra.

Hasta el año nuevo de 1956 y durante millones de años consecutivos, SANAT KUMARA, oriundo de otro planeta del sistema solar, Venus fue EL SEÑOR DEL MUNDO, será el real Salvador de la Tierra y de todo lo que en ella existe. Sanat Kumara esperó hasta que otro ser divino asumiera su cargo, lo que ocurrió el 31 de diciembre de 1956, cuando otros miembros de la Jerarquía Celeste ascendieron de puesto.

La figura que ocupó y ocupa el cargo del SEÑOR DEL MUNDO es el PRÍNCIPE GAUTAMA, que fue el Buda durante centenares de años. El SEÑOR MAITREYA, Instructor del Mundo o Cristo Cósmico hasta el año 1956, asumió el lugar del Príncipe Gautama, siendo actualmente el BUDA. El Director Divino Maitreya fue el instructor del Maestro Kuthumi y del Maestro Jesús.Cuando estos ascendieron a la posición del Instructor del Mundo, el Segundo y Sexto Rayo quedaron temporalmente sin directores.

En 1858, el Maestro Lanto asumió el cargo de Director del Segundo Rayo, y la Maestra Nada pasó a ser responsable de la dirección del Sexto Rayo, argos que vienen ocupando hasta el presente. En un futuro próximo, el Señor del Mundo o Príncipe Gautama, tendrá pleno acceso al Corazón-Espíritu-Voluntad de Dios, situación ocupada por la Veladora Silenciosa de la Tierra, la BIEN AMADA INMACULATA.

El TRABAJO DEL SEÑOR DEL MUNDO es: liderar la Jerarquía Espiritual como la más alta autoridad en todos los asuntos de naturaleza trascendente. Recibe las energías irradiadas por el Cerebro de Dios, y las transmite generosamente a los Instructores del Mundo y a los Segundos del Karma.

El TRABAJO DEL BUDA es: irradiar y mantener el amor divino en el alma humana, mientras esta se encuentre encarnada durante el período que precise de desarrollo y maduración. El Buda transmite al planeta Tierra las vibraciones y los fundamentos esenciales del reino de Dios a las almas humanas, para que estas no se sientan desamparadas y sin apoyo de las fuerzas celestes. En el año nuevo de 1956, el Señor Sanat Kumara regresó a Venus, su planeta de origen, y dejó el cargo de Señor del Mundo.

EL TRABAJO DEL INSTRUCTOR DEL MUNDO O CRISTO CÓSMICO es: elevar a los seres de la Tierra a los rayos del Buda, a través del desarrollo de sus conciencias. Esta elevación impulsará la elevación planetaria. El trabajo de un Instructor del Mundo dura aproximadamente 14 mil años, tiempo en que trata de encaminar a la humanidad hacia los reductos espirituales de las siete franjas de la humanidad. Actualmente (después de 1956) los Maestros Kuthumi y Jesús ocupan el cargo de Instructor del Mundo, puesto anteriormente ocupado por el Señor Maitreya, que ascendió a la posición de Buda.