Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Hoy en día nos encontramos realmente con un pie en tercera y otro en cuarta. Pero ¿cuáles son las señales que nos dicen que estamos acercándonos a esa transformación?

Una de las señales es el darnos cuenta de la sincronicidad. En realidad todo sucede en el presente y todo es sincrónico, pero existen ciertos eventos más resaltantes que son como el timbre del despertador, que nos permiten el realizar conexiones entre las cosas. Por ejemplo: cuando pensamos en alguien y esta persona nos llama por teléfono o aparece de visita inesperadamente. O deseamos comer cierto tipo de comida y llega un amigo y nos invita a comer justamente lo que estábamos deseando.

Anteriormente hablabamos de sueños vívidos y experiencias fuera del cuerpo, estos también son señales, unidos a las experiencias de bilocación, es decir la conciencia de encontrarnos en dos sitios simultáneamente o de omnilocación cuando nos sentimos tan expandidos que percibimos que estamos en muchas partes a la vez.

Cambio en la percepción del tiempo, es el sentir una fluidez distinta , lo que llamamos tiempo fluido o circular, no lineal. Podríamos describirlo como cuando sentimos consecutivos a dos eventos distanciados en el tiempo. Ejemplo: Nos encontramos en un lugar donde habíamos estado hace un año y sentimos que no ha pasado casi tiempo entre una ocasión y la otra. Pensamos en un evento del pasado y tenemos memorias tan vívidas como si hubiera sido ayer.

Otra de las señales es que sintamos la necesidad de reunirnos con personas afines a nuestro sentir, buscar sanarnos emocionalmente, hacer terapia o interesarnos por libros de temas espirituales, algo que antes nunca nos hubiéramos planteado, esto es parte de la energía de unión propia de la conciencia crística.

La búsqueda interna y la exploración de nuestra razón de ser, el conocer cual es nuestro propósito también es señal de que estamos viviendo el cambio. Hay muchas otras señales que nos anuncian el cambio a 4D, pero se podría decir que la señal mas importante es nuestro cambio de percepción de la realidad con la conciencia de que no hay diferencia entre adentro y afuera.

Contactos ínterdimensionales

A medida que las dimensiones se fundan y nuestra percepción de la realidad cambie, el contacto con seres que habitan en otras dimensiones se hará cada vez mas frecuente. Es parte de la conciencia de unidad.

Un ejemplo hermoso y milenario, que ha sido una forma de comunicación interdimensional usada por nuestros antepasados aborígenes, es la de comunicación con las diferentes especies biológicas y minerales. Es decir cada vez es mas común que las personas sintamos empatía o que soñemos con alguna planta o animal, que nos sintamos atraídos por los cristales y rocas descubriendo sus cualidades y simbología.

En el universo de la cuarta dimensión los especies tiene una connotación simbólica que nos enseña cualidades de nosotros mismos, es decir en el mundo arquetípico cada ser tiene una frecuencia afín o disonante con nosotros que muestra algún aspecto de nuestra multidimensionalidad. El reconocimiento de esta vibración es parte de la sincronicidad positiva propia de las nuevas dimensiones.

Otra forma de comunicación interdimensional es la de los contactos con seres extraterrestres. Mucho se ha hablado sobre este tema. Hoy en día se han clasificado las formas de contacto en: avistamiento de naves a distancia, avistamiento de naves en la cercanía, contacto directo físico con seres, el contacto telepático y la canalización de seres.

También se ha descrito con quien hacemos contacto, sin ser exhaustivos, los contactos puede ser con nuestros yo futuros, con amorosos arcángeles, ángeles, seres de luz y maestros ascendidos, con extraterrestres amables como los Pleyadianos y Arcturianos o con los juguetones Essassani. Contactos con seres que nos atemorizan por su forma física como los Reptoides. Y por último, las famosas abducciones de los grises o Zeta Reticuli de las cuales voy a hablar en un artículo aparte.

El poder integrar como parte nuestra esa gran variedad de especies, seres, energías y apariencias, es parte del reto de unidad de conciencia que propone la cuarta dimensión.

El presente no es el resultado del pasado

Los Zeta Reticuli o grises son seres que han estado por diversas razones vinculados a nuestra evolución. Una de ellas es que compartimos un mismo origen genético humano y eso nos hace afines. Ha llegado el momento de dejar de ver a estos seres como enemigos y saber que compartimos una misión común en la evolución como especies.

Desde los años cincuenta comenzamos a tener noticia de abducciones y manipulación genéticas por parte de estos seres. El producto de estas experiencias traumatizantes para los humanos fue miedo y rechazo a los mismos, por un lado perfectamente justificado, pero sin tomar en cuenta que este contacto formaba parte del contrato de evolución previamente compartido.

Para los Zetas fue la posibilidad de reconectarse con las emociones a nivel de su especie y la creación de una nueva especie híbrida que conjugó las mejores cualidades de ellos (inteligencia, precisión, tecnología) con las mejores nuestras (amor, creatividad, sensibilidad), de esa unión surgieron los Essassanis.

En los últimos tiempos y como apoyo a nuestro cambio dimensional, un grupo de Essassanis que habitan en una banda de tiempo que se correspondería con nuestro futuro, han venido a asesorarnos en la forma cómo creamos nuestra realidad. Como estos amorosos seres se encuentran pasando de 4D a 5D, pueden compartir ahora su experiencia con nosotros.
Dicen: “El presente no es el resultado del pasado”,sino del AHORA.

Compartido desde: indigosluzorion.bligoo.com