Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

El Tetramorfo es la representación simbólica de una criatura enigmática según las visiones de San Juan y Ezequiel. En la visión de Ezequiel, los cielos se entreabren para dejar paso a “cuatro animales”. Estas cuatro extrañas criaturas están dotadas cada una de cuatro caras y cuatro alas que ocultan una mano humana cada una. Cada una de las caras representa al hombre, el león, el toro y el águila. “Todos tenían un rostro de hombre, los cuatro una cara de león en la derecha, los cuatro una cara de buey en la izquierda y los cuatro una cara de águila” (Ezequiel, 1,10).

En la visión de San Juan que es diferente, hay cuatro seres vivos llenos de ojos delante y detrás” (Apocalipsis 4,7) que se le aparecen, aunque en un orden diferente: león, vaca, hombre, águila. “Los cuatro seres vivos tienen cada uno seis alas y están llenos de ojos en todo su alrededor y por dentro”.

En el imaginario clásico el Tetramorfo está simbolizado por un cuerpo de hombre alado (cuatro o seis alas según las representaciones) con las cuatro caras de los animales anteriormente citados.

Una observación, esta criatura está considerada como una síntesis simbólica de la Creación, ligada al número 4, la manifestación de las cuatro fuerzas de la naturaleza (agua, tierra, fuego, aire), cuya unión es el origen de la vida. Ahora bien, en el arcano XXI del tarot encontramos la representación del hombre alado y de tres animales, y resulta que es, como si fuera casualidad el arcano del Mundo”.

About these ads