Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Este precioso libro no ha llegado a mi por «casualidad», y te aseguro que a ti que lo estás leyendo ahora, tampoco. Su autor es M.P.J. Manannan y va narrando de una forma sencilla y hermosa sus vivencias con los mensajeros de Dios los Ángeles. Este libro fue canalizado a través del Arcángel Raziel. A continuación les dejo un fragmento donde habla de nuestra Lemuria y de su relación con el mundo angélico, espero que lo disfruten tanto como yo. Abrazos de Luz!!

Aunque el nacimiento, crecimiento y destrucción de estas civilizaciones solo se puede basar en algunos hallazgos arqueológicos, leyendas, teorías reunidas por historiadores y canalizaciones mediúmicas, os puedo decir que existieron dos civilizaciones perdidas: Atlantis (la Atlántida) en el Océano Atlántico, y Lemuria (continente de Moo) en el Océano Pacifico.
Lemuria existió del 75.000 al 10.000 a.C., y coexistió con Atlantis. Ambos continentes tenían vínculos culturales y espirituales que compartían por tradición y por su constante comercio. A raíz de su desaparición y la masiva emigración que eso provocó, fueron el punto de partida de las «culturas antiguas» conocidas (egipcia, celta, oriental, esenia, maya, pre inca, etc.).

La Atlántida y Lemuria fueron la dualidad de la experiencia divina, ya que energéticamente un continente representaba la energía femenina (Lemuria) y el otro a la masculina (Atlántida). Ambas culturas Moo estaban divididas en doce reinos, y cada uno de ellos estaba gobernado por un Elke (rey), un Consejo de Ancianos formado por doce Sabios o Lak-ilich (también llamados Naacales o hermanos santos) y por uno de los «Doce Ángeles Maestros protectores del alma», que lo tenían bajo su tutela y protección especial. Cada uno de estos reinos tenía una tarea o camino especifico dentro del Gran Concejo de Lemuria. Estos caminos son los que actualmente siguen los iniciados de la Gran Hermandad.

LOS DOCE CAMINOS                   ARCANGEL                         ANGEL MAESTRO

GUARDIANES DE LUGARES          CHAMUEL                           LUZ DE DIOS
GUARDIANES DE LA PAZ              MIGUEL                          ESPADA DIVINA
GUARDIANES DE LA VERDAD       ZADQUIEL                   JUSTICIA DE DIOS
GUARDIANES DE LA SABIDURIA   GABRIEL                       MENSAJE DIVINO
GUARDIANES DE LA SALUD          RAFAEL             MISERICORDIA DE DIOS
GUARDIANES DEL ORDEN            METATRON                     VERDAD DIVINA
GUARDIANES DEL ALMA               URIEL                           LLAMADA DIVINA
GUARDIANES DE LA CULTURA      RAZIEL                               NATURALEZA
GUARDIANES DE OBJETOS           HANIEL                     CORAZÓN DE DIOS
GUARDIANES DE RITUALES          RAGUEL                     SABIDURIA DIVINA
GUARDIANES DE LA LUZ              MIGUEL SEALTHIEL            EXORCISMOS
GUARDIANES DEL LABERINTO     JOFIEL                                         TIEMPO

El Templo de Cristal

El centro espiritual, social y político de Moo era el Templo Sagrado de Cristal. El complejo en el que se hallaba, constaba de una gran plaza en la que había un mosaico con una gran estrella de Salomón (estrella de 6 puntas) y cuatro pentagramas; un templo central o Gran Templo de Cristal con tres alas; y dos templos laterales, dedicados a los Ángeles Maestros y a los Ángeles Reales respectivamente. La entrada principal y las alas del templo central estaban rodeadas, respectivamente, por 36 columnas: 12 dedicadas a los Arcángeles, 12 a los Ángeles Maestros y 12 a los Ángeles Reales.

El Gran Templo de Cristal tenía un santuario central en el que se encontraba la «Sala de Dios», una sala de cristal de cuarzo cerrada sin puerta y sin ningún acceso físico. En esta sala estaba el Cristal Madre (Cristal Central del Templo Sagrado) y los 144 Cristales Maestros de Fuego de cada uno de los Ángeles y Arcángeles de Lemuria. En una de las salas de la parte central también estaban los santuarios dedicados al sol, a la luna, a los doce planetas (las estrellas) y a los doce caminos. En las alas del complejo había un salón de reuniones para el Consejo de Ancianos; una biblioteca completa y salas de sanación.

La Sanación de los Ángeles

En Lemuria, los rituales con los Ángeles eran algo cotidiano. Los Ángeles formaban parte activa e integrante de las familias y de sus vivencias. Y la espiritualidad y lo material no estaban separados, formaban parte de la vida de cada persona, siendo tan normales las tareas o trabajos como la oración y los rituales de conexión con los Seres de Luz. Pero el ritual con más fuerza y con más poder que realizaban era el «ritual de Sanación de los Ángeles y Arcángeles de Lemuria» que se realizaba en la plaza del Gran Templo de Cristal.

En él participaban los doce Elkes (reyes), todos los Lak-ilich (hermanos santos) del Consejo de Ancianos, y los sacerdotes y sacerdotisas del Templo de Cristal. Este ritual se realizaba especialmente para todos los que tenían algún defecto físico o alguna enfermedad extraña, ya que el hombre de esa era, no era como el de ahora. (Era un homínido aún en evolución y con muchos defectos y problemas físicos. De ahí la necesidad de estos rituales de sanación).

En todos los rituales mayores, los maestros y sacerdotes utilizaban los cristales de sanación de los 144 Ángeles del templo y la técnica espiritual vibratoria más elevada: Ka’ambesah Yaakunah.