Etiquetas

, , , , , , , ,

@solitalo

Para casi todos la fecha del 31 de octubre conocido como Noche de Brujas o Halloween, resulta divertida e incluso se hace partícipes a los miembros de la familia en especial a los niños. Pero no todo es color de rosa, ciertamente esa noche el velo que separa el mundo de los vivos y de los muertos es muy delgado y así como pueden contactarse espíritus “amigables” de fallecidos a quienes hemos querido, también las energías oscuras aprovechan para colarse en nuestras vidas.

Les dejo un par de recetas de baños energéticos que serían recomendables no sólo para hoy sino regularmente, también pueden poner pastillas de alcanfor en las esquinas de la casa, y realizar alguna oración pidiendo la protección a sus deidades particulares solicitando que sólo las energías más altas puedan ingresar en sus espacios. De resto sólo me resta desearles ¡feliz noche de brujas!

Antes de proceder a una ducha de limpieza energética es conveniente, igual que al efectuar la limpieza energética de un espacio, llevar a cabo una limpieza física, que puede coincidir con nuestro momento de aseo habitual.
Las duchas energéticas se realizan vertiendo el líquido de la fórmula de limpieza escogida, desde la cabeza hasta los pies, como si se tratara de un último enjuague tras la ducha o el baño cotidiano.

Por lo general, es mejor cerrar los ojos al volcar el líquido sobre la cabeza, porque algunos componentes de las fórmulas son ácidos o salados. Después de verter el líquido debemos envolvernos con una toalla, para que nos seque, pero sin frotarnos, y la echaremos a lavar después.

Una fórmula casera muy eficaz para hacer duchas de limpieza energética consiste en hervir agua con un limón sin pelar y troceado, un ajo sin pelar y al que se le han realizado un corte y una taza de ruda seca o fresca.

Y dejar reposar treinta minutos, después se filtra para obtener un líquido que dice la tradición que tiene grandes efectos purificadores y protectores.

Otra fórmula semejante es la compuesta por una cucharada sopera de ruda, dos cucharadas soperas de albahaca, un puñadito de sal marina y tres dientes de ajo sin pelar, con un corte cada uno.

La clásica receta de sal marina, limón y cloro es muy efectiva para limpiar espacios, especialmente enfócate en cocinas y baños que es dono más se acumulan las energías discordantes.

Ambos baños son efectivos también para limpiar la casa, hagan esto primero y después el baño personal.