Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

Practicar el paracaidismo.

No desees los bienes ajenos, ni te enriquezcas con el sudor de los demás. Todo lo que Dios ha reservado para ti, llegará a tus manos oportunamente, ni antes ni después. En la hora exacta recibirás lo que hayas merecido. Por lo tanto, trabaja confiando en el Padre pues no caerá de tu cabeza ni uno solo de tus cabellos sin que El lo permita.