Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Edgar Cayce ha dicho en sus enseñanzas que Arcturus es una de las civilizaciones más avanzadas en esta galaxia. Es la civilización de la quinta dimensión que es un prototipo del futuro de la Tierra. Su energía trabaja como sanador emocional, mental y espiritual para la humanidad. Es también una puerta de entrada de energía a través del cual los seres humanos pasan durante la muerte y el renacimiento.

Funciona como una estación de paso para que la conciencia no-física se acostumbre a la fisicalidad.

El Libro del Conocimiento – Las Claves de Enoc lo describe como el centro de programación a mitad de camino utilizado por las hermandades físicas en este universo para gobernar las muchas rondas de experimentos con “físicos” en este extremo de la galaxia.

Arcturus en sí es la estrella más brillante en la constelación Bootes, que está a aproximadamente treinta y seis años luz de la Tierra. Los Arcturianos enseñan que el ingrediente más fundamental para vivir en la quinta dimensión es el amor. La negatividad, el miedo y la culpa deben ser superados y cambiados por el amor y la luz.

Los Arcturianos trabajan en estrecha relación con los maestros ascendidos a quienes ellos llaman la Hermandad del Todo. También trabajan estrechamente con lo que ellos llaman el Comando Galáctico. Los Arturianos viajan el universo en sus naves espaciales, que son algunas de los más avanzadas en el universo entero.

Una de las razones por las cuales la Tierra no ha sido atacada por belicosos extraterrestres negativos ha sido el miedo de esas civilizaciones a las avanzadas naves estelares de los Arcturianos. Sus naves son de avanzada tecnología más avanzada, mucho más allá de lo que he mencionado hasta ahora. Una de las naves espaciales alrededor de la Tierra recibe el nombre de Athena Starship, en honor a la diosa griega.

La sociedad arcturiana es gobernada por los ancianos, quienes son venerados por la gente de Arcturo por su avanzado conocimiento, sabiduría y frecuencias vibratorias extremadamente altas. Cuanto mayor sea la frecuencia de vibración, más cercano se está a la Luz, o espíritu, o Dios.

Los Arcturianos son cortos en estatura física, a unos tres o cuatro pies de alto, y delgados. Ellos se parecen mucho entre ellos, de lo cual están contentos porque se borra la mezquindad de comparar los aspectos físicos, que es tan predominante para la sociedad de la Tierra.

Los Arcturianos son los seres más amorosos y sin prejuicios que se puedan imaginar:

-Su piel es de un color verdoso.
-Tienen ojos muy grandes y almendrados.
-Ellos tienen sólo tres dedos.
-Tienen la habilidad de mover objetos con sus mentes y son totalmente telepáticos.
-Su fuente de alimentación es un líquido efervescente que es altamente vitalizante para todo su ser.

Sus ojos son de color marrón oscuro o negro. Su principal órgano de la visión es realmente su naturaleza telepática, y no sus ojos físicos. Su sentido del oído trasciende incluso su naturaleza telepática. También tienen una capacidad de sentir con el dorso de sus cabezas.

El promedio de vida es de trescientos cincuenta a cuatrocientos años. Su naturaleza espiritual altamente desarrollada les ha permitido evitar el envejecimiento, ya que tienen la capacidad de trascender el tiempo y el espacio.

Terminan la vida cuando se termina el contrato que se ha dispuesto para su existencia. No hay enfermedad en Arcturo, fue eliminada hace siglos.

En el sistema Arcturiano no hay temperaturas extremas. Su civilización es una que ha trascendido la dualidad y la vida en la unidad. Las profesiones en Arcturus están determinadas por la frecuencia de vibración de una persona y los colores de su aura.

Por ejemplo, los que están a cargo del cuidado de los niños deben tener color violeta como color predominante en su aura, ya que sólo a las almas más sabias se les permite asociarse con los jóvenes.

Lo mismo es cierto para aquellos que están autorizados a dar a luz. Ellos son examinados y probados en términos de sus frecuencias de vibración y del aura y cuando son elegidos por los ancianos para dar a luz a un niño Arcturiano, la gente pasa a través de un proceso asombroso.

Las vibraciones de las dos personas involucradas se elevan a una frecuencia de la séptima dimensión para el proceso del parto, para asegurarse de traer a las almas más evolucionadas. (La frecuencia de la séptima dimensión es la de un maestro ascendido.)

La reproducción es un honor en Arcturo y una de las profesiones más respetadas. El acto reproductivo real no se realiza en un sentido físico tal como se entiende en la Tierra. En Arcturo se hace a través de un tipo de enlace mental, en el cual las energías masculinas y femeninas están perfectamente equilibradas.

A través de este proceso de la procreación, una especie de fuerza de electrones fluye a través de los dos seres, creando otro ser que es una réplica de la relación.

La nueva forma de vida es entonces llevada a una sala especial que emana de las frecuencias vibratorias apropiadas hasta que el ser esté listo para integrarse en una unidad familiar en Arcturus. Muchos seres de Arcturus son sembrados en otros planetas, porque el Consejo Superior ha ordenado esto como un gran acto.

En Arcturus no hay competencia.

Cada pensamiento, palabra, obra y producto es juzgado por su capacidad de elevar la vibración más cerca de Dios. Si no es así, no existe en Arcturus. La frecuencia de vibración de una persona está directamente relacionada con el dominio que tiene sobre su cuerpo, las emociones, pensamientos, acciones y creaciones.

Los Arcturianos tienen un dominio total sobre estos aspectos de sí mismo. Ellos han desarrollado la capacidad de trascender el ego, el de separación, el yo menor, basado en el miedo mismo. El éxito se juzga sólo en términos de la medida de la frecuencia de la luz. Hay máquinas que constantemente comprueban las frecuencias vibratorias que cada individuo en el planeta está manifestando.

Si un particular arcturiano recibe la información de que no está cumpliendo con sus propias metas para la evolución, entonces, inmediatamente los ancianos envían maestros para ayudar a esa persona.

Fuentes: Clifford Stone, bibliotecapleyades.net