Etiquetas

, , , , , , , ,

@solitalo

 

topacio

Esta semana vamos a dedicar este espacio a una de las piedras del signo Sagitario: el topacio, que junto con la turquesa son las piedras para los nativos de este signo zodiacal.

El topacio de cualquier tipo es una buena piedra de joyería y es históricamente una de las piedras preciosas más importantes. Con su índice de refracción relativamente alto y la dureza de ocho (escala de Mohs), sin una sensibilidad especial a productos químicos, puede usarse, con el cuidado apropiado (debe ser protegido de golpes), en cualquier aplicación de joyas.

Esta hermosa piedra viene en muchos colores, incluyendo marrón, amarillo, naranja, rojo, rosado y azul. El topacio azul, con un color azul de pálido a medio, creado por irradiación, se puede encontrar en tamaños muy grandes y a precios asequibles. La fina variedad amarilla-dorada, conocida como Topacio Imperial, es relativamente escasa. Los colores de topacio son raramente vívidos. El color más común es amarillo con un tinte rojo; el más valioso va de rosado a rojizo. Los agentes colorantes son hierro y cromo.

El nombre de topacio es probablemente derivado de una isla en el Mar Rojo, “Topazos”, hoy llamada Zabargad, la fuente antigua de peridoto. En tiempos antiguos toda piedra preciosa marrón-dorada y algunas veces también verde, fueron llamadas topacio, lo que causó suficiente confusión, como para que el topacio real de hoy se conozca como topacio precioso.

Es el cromo lo que da al topacio su color amarillo. Las piedras azules contienen hierro y las piedras castaña, manganeso. La refracción del topacio es muy alta, lo cual explica que sea a menudo utilizada como imitación del diamante. En todas las culturas, es la piedra de Júpiter.

Propiedades

El topacio es la piedra del desarrollo personal y de la sabiduría. En México, por ejemplo, se ha utilizado para descubrir la verdad en casos jurídicos. Es la piedra que permite reconocer la verdad en las tormentas del destino pero también de tener un espíritu claro para lanzarse a nuevas aventuras. Gracias a ella, se aprende a reconocer y a descubrir sus propias riquezas o virtudes. A largo plazo, permite recuperar la autoridad sobre su vida personal. Estimula el flujo energético en los meridianos y refuerza el sistema nervioso. Refuerza también el metabolismo. Es recomendado llevar el topacio cerca del cuerpo a fin de que pueda transmitir fácilmente sus energías.

Su acción la ejerce sobre el Tercer Chakra, el del vientre, el cual representa el centro personal y por lo tanto el centro del poder cuando las energías circulan bien. Es la piedra del fuego personal que tanto en el aspecto físico, como en el aspecto psíquico, juega un gran papel en todas las actividades de la vida.