Etiquetas

, , , , , , ,

@solitalo

 

 

Puedes comenzar pintando mandalas de diseños sencillos como el que está arriba y poco a poco irlos haciendo más elaborados, lo que importa es lo que sientas, déjate llevar por tu intuición. En internet hay muchos modelos para colorear, después seguramente vas tomándole interés y hasta elabores los tuyos personalizados ¡anímate!

Para empezar necesitarás:
– Un Mandala prediseñado (te dejo uno aquí que puedes utilizar)
– Colores para pintarlos
Pueden ser lápices de colores, marcadores, tiza, pasteles, creyones, lo que tengas en la casa.

– Elige una imagen que llame tu atención o con que te identifiques, imprímelo o fotocopialo sobre papel blanco.Puedes acompañarte con música que te guste. Es tu momento, disfrútalo.

– Antes de empezar a pintar observa el dibujo por unos instantes.

– Decide la orientación de cómo vas a realizarlo: de afuera hacia adentro o del centro hacia el exterior y trata de mantenerla, pero si lo deseas, permítete cambiarla, es tu Mandala.

– Ahora elige los colores. Siente cuáles llaman tu atención y sepáralos del resto, esa es la paleta de colores de tu Mandala. Comienza a pintar, no pienses, deja que tu intuición te vaya guiando, haciendo lo que en ese momento te surja.

– Cada tanto aléjate del Mandala y contémplalo, ¿le falta o ya esta completo? ¿Qué te gustaría agregarle?

– Cuando consideres que ya está terminado escribe la fecha y también un titulo o un nombre, y ya esta listo tu Mandala!

– Cuélgalo en un lugar donde puedas verlo con frecuencia.

– Escribe que sensaciones te van apareciendo al pasar los días. Puedes llevar un “Diario del Mandala y verás ¡cuántas cosas vas descubriendo!