Etiquetas

, , , , , , ,

@solitalo

Anael, es el Ángel que está a cargo de todos los asuntos de amor, matrimonio, el arte, la belleza, la música, la sociabilidad, los romances, las bodas, la armonía en todos los aspectos, el placer. Su día es el viernes, su color es el verde, su planeta es Venus y rige los signos de Tauro y libra. Debes invocar a Anael cuando necesitas amor ya sea de pareja, familiar o de amistad ya que además, Anael rige la energía del amor Universal.

En el amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en el amor de la estrella que anunció, que la gloria descendería a la Madre Tierra, y encarnaría al Hijo del Padre. En el amor de la creación que libera de toda duda, sobre la increíble majestuosidad del Arquitecto Divino. En el nombre del amor puro, encarnado por el sol y la luna. En el nombre del amor de la palabra, que hace crecer el verbo, y reproducir las cosas, con luz y conciencia propia. En el amor de la verdad, esperanza y maravilla, guía en el Santo Espíritu. Por todo lo nombrado yo te pido Señor, por la intercesión del arcángel Anael, bendición de Dios, que eleves mis palabras una a una, a la luz de tu infinita misericordia, para que humildemente sean escuchadas. Intercede ante el Señor, Anael, Príncipe del amor y la luz, para que operes, acciones y liberes toda la fuerza necesaria para la mejor resolución a esta petición que con todo respeto ahora realizo: (hacer la petición).

Amado Ángel Anael, tú que tienes el regalo más preciado en tus alas, que has sido bendecido con la energía rosada del amor universal, vuela hasta mi corazón y llénalo de tu energía divina, ayúdame a quererme a mí mismo, a querer a los demás.
Quita la sensación de soledad de mi vida, hazme comprender que no estoy solo nunca, que me circunda el amor inmenso del Creador.
Si es que lo merezco, que llegue a mi vida el verdadero amor y que lo pueda identificar. No me dejes caer en relaciones de maltrato.
No permitas que yo le haga daño o hiera los sentimientos de nadie.
Ayúdame cada día a ser un mejor ser humano y a ser instrumento de amor para la Humanidad. Amén.