@solitalo

Para comenzar a conversar acerca de este amado Maestro primero comencemos por aclarar qué es un avatar. Cada vez que lo divino toma forma corporal se dice que se ha producido un avatar (descenso). El propósito de los avatares o encarnaciones divinas es proporcionar al hombre el conocimiento para salir del error y elevarlo a conductas superiores. También se considera un avatar a un Maestro Ascendido que ha resuelto su karma antes de emprender su misión que es asistir a la raza humana mediante la representación en la Tierra del Padre; como por ejemplo el Maestro Jesús, o quien nos ocupa hoy que es el Maestro Saint Germain.

Las Eras Astrológicas duran unos 2000 años debido a que la revolución total de todo el zodiaco de las constelaciones alrededor del llamado “equinoccio vernal” tarda unos 25,800 años, y el tiempo que toma -yendo hacia atrás en sentido contrario de las manecillas del reloj- cada constelación es de unos 2,150 años aproximadamente, y a ese largo período de tiempo es lo que se llama la Era Astrológica, cada una con sus características muy singulares.

La Era de Acuario

Continuaremos explicando qué significa la Era de Acuario, hace casi 52 años, el 4 de febrero de 1962, daba comienzo la Era de Acuario. Ese día se produjo un evento sideral, en el cual los planetas del sistema solar se alinearon, describiendo una especie de “danza cósmica” y anunciando así el inicio de la Nueva Era.

Al mismo tiempo comenzaron a desarrollarse hechos y eventos que marcarían la influencia de Acuario en la vida terrestre. Un signo revolucionario, lleno de un tremendo impulso hacia la realización pero también mutable, cambiante, con una gran tendencia hacia la volubilidad, comenzó a regir la vida en el planeta.

El surgimiento de esta Nueva Era vino acompañado, como en una labor de parto, de acontecimientos felices pero también de dolor y sufrimiento, que están marcando a fuego nuestras vidas. La tónica acuariana vino junto a movimientos políticos revolucionarios violentos y pacíficos; cambios sociales radicales, en los que los hijos dejaron de obedecer a los padres, y la música popular, con toda su fuerza emocional, comenzó a regir el comportamiento de los jóvenes.

Una generalización de los medios de difusión “achicó” el mundo y cambió la forma de relación entre las personas; Las drogas y la psicodelia comenzaron a ser formas de escape de la sociedad y la realidad de la vida. La búsqueda impaciente de la exploración y la experiencia nos llevaron al espacio y al átomo, a la Luna y al neutrino. Ni la misma genética humana se ha salvado de esa búsqueda constante, aunque muchas veces irresponsable, de conocer los misterios de la ciencia. El ser humano ha penetrado en un mundo peligroso sin la suficiente preparación y corre un peligro similar al de un niño pequeño que es abandonado en el interior de la selva.

Nos encontramos ante un mundo que ha cambiado más su fisonomía en 40 años que en 2 o 3 milenios. Más que nunca en la historia conocida, el hombre se encuentra hoy en la encrucijada del ser o no ser de la filosofía.

El Avatar de la Era de Acuario: El Maestro Ascendido Saint Germain

El Maestro Ascendido Saint Germain, es aquel gran Glorioso Ser Quien, en una encarnación anterior, fue el Profeta Samuel, mencionado en la Biblia. El ha trabajado a través de todos las centurias por la elevación de la humanidad en todas partes y está ahora trabajando intensamente por la protección e iluminación de América. Habiendo hecho la Ascensión como la hizo Jesús, El es ahora el Gran Maestro quien se ha encargado de la nueva civilización a aparecer en América, por la cual ha trabajado incesantemente durante los pasados doscientos años.

En la Edad Media, encarnó como Saint Alban y dio un gran servicio a la luz, siendo martirizado en esa vida y santificado debido a Su valentía desprendida por la Verdad.

Su última encarnación fue como el señor Francis Bacon, quien fue el hijo de la Reina Elizabeth por su esposo, el señor Leister, el Duque de Leister siendo Su hermano. El trabajó continuamente en esa vida por la elevación de Inglaterra, pero debido a la intriga en la corte y las actividades de esa era, no se le permitió a Su trabajo llegar a la altura que pudo haber sido alcanzada, de haberle sido obedecido y Su Sabiduría escuchada.

parecía tener alrededor de cuarenta años de edad. Era bien parecido, elegante y encantador, con hermosas manos y ojos expresivos. Era un políglota logrado quien tenía perfecto comando del Francés y todas las lenguas Europeas. Saint Germain también era versado en Sánscrito, Chino, Arabe, Griego y Latín.

Su carácter era perfecto; nobles sus propósitos. Aparentemente poseía riquezas sin límites, sin embargo nadie pudo alguna vez saber de dónde venía su dinero. No mantenía cuenta bancaria, no recibía remesas de dinero en efectivo de Sus beneficiarios y rechazaba ofrendas de presentes y beneficios hechos por el Rey de Francia, Louis XV y otras cabezas coronadas de Europa quienes recibían Su consejo y asistencia.

El era muy generoso, ayudando al enfermo y al pobre, fundando hospitales en Paris y en otras partes. Tuvo una gran influencia para el bien en las vidas de muchas personas famosas y bien conocidas.

El escribió las obras Shakesperianas y ese es el por qué siempre ha habido la controversia respecto a ellas. A través de todas estas obras corre continuamente la Ley de Vida por la cual El siempre ha trabajado y existen algunos quinientos casos en los cuales el acróstico del nombre, Francis Bacon, aparece en ellas. Ellas también contienen un código en clave, dando la instrucción interna de una escuela de Iniciados en el continente al cual pertenecía. El también escribió un libro de código en clave que aún es la autoridad del mundo.

El nombre, William Shakespeare, bajo el cual escribió las obras, siginifica que era la Voluntad del “YO SOY” que El hiciera blandir el Asta de la Sabiduría en la oscuridad de la ignorancia, lo cual a través de todas las centurias ha sido Su actividad especial, para la bendición e iluminación de cada era en la cual escogió una encarnación.

El fue uno de los que inspiró a la gente de Oberammergau para instituir la costumbre de hacer la Obra de la Pasión cada diez años, en gratitud a Dios por el alivio de las plagas y aflicciones que les habían visitado a ellos en esa localidad.

Saint Germain se iluminó y elevó Su cuerpo en 1684, dejó Inglaterra y el continente durante muchos años y fue a las montañas Himalayas para trabajar en los niveles internos de conciencia. El regresó a Europa en el Cuerpo Ascendido visible, tangible, justamente previo a la
revolución francesa y la habría impedido si la gente hubiera escuchado Su consejo; pero ellos rechazaron aceptar Su Sabiduría y pagaron con sufrimiento por ese rechazo.

El ha trabajado por América durante los pasados doscientos años y El es el Maestro Presidiendo bajo quien ella va a llegar al cumplimiento de su destino como el “Santo Grial o Copa de Luz” desde el cual el resto del mundo beberá – ahora – y en el futuro.

América es el corazón de este planeta y, como el corazón, ella debe ser protegida e iluminada, si el cuerpo va a sobrevivir. América debe ser el suministro de Luz para el resto de la Tierra, hasta que los cambios, que van a venir, hayan traído orden y paz para el balance de la humanidad.

El servicio de Saint Germain es dado por el flujo de Su Luz y Amor a la gente de América y el mundo y también a través de su cooperación consciente con los Maestros Ascendidos, la Hueste Angélica y la Legión de la Luz, porque estos son Seres muy reales tangibles cuyo Amor, Luz y Poder trascienden todo los conceptos humanos. Ellos están listos todo el tiempo para dar sin límites, la plenitud de Sus Bendiciones y Perfección a nuestra Tierra, pero la humanidad debe hacer la llamada desde la octava física de la Vida, a fin de abrir el camino para que Su gran Perfección fluya hacia dentro de la experiencia diaria del individuo.

Es únicamente de esta manera que la humanidad puede llegar a ser libre de su miseria, degradación y limitación, porque debe usar su propia energía para ascender y así elevarse hacia la próxima octava de vida, a fin de expandir la Luz y Perfección de la Poderosa Presencia “YO SOY”, a través de su propio esfuerzo auto-consciente y deseo de ser libre.

Nota: Se dice que Saint Germain fue en otras reencarnaciones San José, el padre de Jesús, El Cristo; y posteriormente Cristóbal Colón, y San Lázaro.

Fuentes: Revista “The Voice” de marzo de 1936, Revista “Hope” de El Puente en su número de octubre-noviembre de 1973, lainec.com