Etiquetas

, , , , , , , ,

@solitalo

¡Nadie tiene enemigos externos! Nuestros enemigos son los pensamientos equivocados que tenemos y lanzamos al aire, y se unen a los pensamientos semejantes del prójimo. En verdad, nadie puede ser nuestro enemigo, porque Dios habla en el corazón de cada uno. Anula tus enemistades emitiendo pensamientos de tolerancia y amor hacia todas las criaturas que son templos de Dios.