Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

Los victorianos consideraban que las abejas eran mensajeras entre el cielo y la tierra, por eso solían llevar joyas en forma de abejas como encantamientos para mejorar las finanzas (probablemente por asociación con el mercado de la miel). Usaban también pendientes en forma de peces para la abundancia.

Cualquiera de estos adornos puede funcionar hoy en día a modo de broches, alfileres de corbata, anillos, dijes, entre otros. Toma este encantamiento y déjalo a la luz solar el tiempo que desees para buscar la bendición divina. Entonces, cada vez que lo pongas di:

“Al ponerme este adorno comenzará la magia de Tike.
Que venga la fortuna y llene el bolsillo de prosperidad”.

Lleva este adorno en los días en que necesites un poco de dinero extra (o de una oportunidad para ganarlo).

Fuente: Una Diosa en mi Bolsillo. Patricia Telesco