Etiquetas

, , , , , , , ,

@solitalo

0db672bd118ab9718e9be1de779da730

Isis (en el Egipto originario llamada Aset, que significa trono) era una diosa de la mitología egipcia, cuyo culto se extendió por todo el mundo greco-romano. Era adorada como la madre y esposa ideal, patrona de la naturaleza y de la magia, así como lo describen sus variados epítetos: gran diosa madre, reina de los dioses, gran maga, diosa de la maternidad y del nacimiento, o fuerza fecundadora de la naturaleza.

Era una deidad amiga de los esclavos, los artesanos, los pecadores y los oprimidos, a quienes escuchaba en sus plegarias. En las narraciones originarias, era madre de Horus y la primera hija entre Geb, dios de la tierra, y Nut, diosa del cielo global. Mitos tardíos, en cambio, hablan de que Isis tenía por hermano a Osiris, quien luego se convertiría en su marido y juntos engendrarían a Horus.

Según esta última lectura, Isis sirve como instrumento en la resurrección de Osiris, cuando éste, tras ser descuartizado por Seth, es reconstruido y devuelto a la vida mediante los poderes de la diosa. Este mito es uno de los más importantes del antiguo Egipto: los egipcios creían que el río Nilo se desbordaba todos los años como consecuencia de las lágrimas que Isis derramaba al llorar por su difunto Osiris.

Al igual que la mayoría de las deidades egipcias, Isis fue originalmente una deidad independiente y popular, establecida en la época predinástica, antes del 3100 AC, en Sebennito, al norte del Egipto actual. Más tarde existirían templos reservados a su culto en distantes zonas como Irak, Grecia y Roma.

“Isis, Minerva, Venus pafia,
todos tus nombres son sagrados,
con todos ellos te invoco,
reconoce mi deseo de amor,
reconstruye mi pareja,
no permitas que nada nos separe,
que nos una el amor que tú sentiste por Osirís,
tu hermano celestial.
Cura las heridas del desagravio.”

Con información de: tuhistory.com