Etiquetas

, , , , , , , ,

Image

Este decreto se destaca por el ritmo y por la acción en espiral que la llama violeta genera. Al hacer este decreto, comulga con tu presencia Yo Soy. Siente el amor de Amada Presencia de Dios,  envolviéndote por completo y liberando toda ira, preocupación, angustia y miedo.

Observa una cascada de luz descendiendo desde tu presencia Yo Soy. Contempla cómo esta luz se libera a través tus chakras y sale de tu cuerpo para bendecir y consolar a aquéllos por los que estas rezando.

Contempla la llama violeta disolviendo la causa, efecto, registro y memoria de tus errores y los errores de los demás. No olvides asociar a las palabras de los decretos imágenes especiales de lo que quieres que la llama violeta realice. Ningún problema es demasiado insignificante o demasiado grande para no se abordado con la llama violeta.

Amada Presencia Yo Soy en mí,

Escucha ahora mi decreto:

Haz realidad la bendición por la que invoco

Al Cristo de todos sin excepción

Que la llama violeta de la Libertad

Ruede por el mundo para a todos sanar;

Satura a la Tierra y a todos su seres,

Con el brillo del Cristo de intenso fulgor.

Yo Soy esta acción desde Dios en lo alto,

Sostenida por la mano del amor del cielo

Transmutando las causas de discordia aquí,

eliminando todo núcleo para que nadie tenga miedo.

Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy

Todo el poder del Amor de la libertad

Elevando a la Tierra hacia el cielo en lo alto,

Fuego Violeta, ardiente resplandor,

En tu viva belleza está la luz de Dios.

Que hace que el mundo, toda vida y yo mismo

Seamos libres eternamente

En la perfección de los Maestros Ascendidos.

¡Omnipotente Yo Soy!¡Omnipotente Yo Soy!

¡Omnipotente Yo Soy!