Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

Señor y Dios nuestro,
Padre de nuestras vidas y alfarero de nuestro barro:

Encendemos esta vela
Como signo de nuestra actitud vigilante ante tu llegada.

No dejes de derramar tus dones en nuestra Iglesia,
para que aguardemos con esperanza la llegada de tu Hijo
y sepamos manifestar al mundo la riqueza de tu bondad.

Como San Pablo,
queremos continuar nuestra carrera con alegría
y vigilancia para alcanzar a Cristo Jesús
del mismo modo que él nos alcanzó a nosotros.

Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.