Etiquetas

, , , , , , , , ,

@solitalo

Chalchihuitlicue, llamada Señora Esmeralda, o Señora de la Falda de Jade, o a veces Saya de Piedras Azules, es la diosa azteca de los lagos o arroyos. A veces se la considera compañera del héroe y dios Quetzalcoatl, cuyo nombre significa “serpiente con plumas”. Otro de sus títulos es Aquella Cuya Bata de Noche Hecha de Refulgentes Estrellas da Vueltas en lo Alto.

Al igual que otras diosas tiene un aspecto benigno y uno oscuro. En su comportamiento benévolo es un río ancho y caudaloso, con una chumbera rebosante de frutos que crece en su orilla, lo cual representa un corazón sincero y generoso. Chalchihuitlicue bendecía, además, a aquellos que pescaban en sus aguas.

Tenía dominio sobre el cuarto mundo, el que existía antes del nuestro, en el que el cielo estaba hecho de agua; pero la diosa provocó una gran inundación y lo destruyó. No obstante, salvó de ella a quienes lo merecían, los transformó en peces y construyó un largo puente hasta el quinto mundo; ese puente es el arcoiris que vemos en el cielo. A Chalchihuitlicue se la asocia también con las flores y los hongos alucinógenos que se utilizan en las ceremonias de iniciación. Esto muestra el papel que desempeña en alterar y expandir la conciencia.

Meditación

El aferrarme a las ofensas y pérdidas pasadas me refrena.
Hoy perdono el pasado y afronto el futuro.