Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

.

Dios está en todas partes al mismo tiempo, y por eso está en ti, en tus ambientes donde haces vida, viendo lo que haces y hasta lo que piensas. Si sufres no es por voluntad de Dios, es porque así lo decidiste en algún momento de tu existencia, y lo escogiste para que te aportara el aprendizaje que tu alma necesita. Tú dejas que tu hijo sufra en la silla del odontólogo, porque es para su bien a pesar de los dolores. De igual forma obra Dios con nosotros.