Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

 

La leyenda dice que los peces que conseguían nadar río arriba hasta la cascada y subirla, al llegar como recompensa por su esfuerzo se transformaban en dragones, por eso dicen que las carpas Koi se parecen tanto a los dragones. Normalmente cuando se representa una carpa Koi se consideran de buena fortuna en los negocios o en la vida académica, también esta asociado a la perseverancia ante las adversidades (fortaleza) y la persistencia, por otro lado también se considera un símbolo de paciencia y longevidad. Se dice que el ascenso del koi a la cascada significa “triunfar en la vida“.

Hace mucho tiempo se vio un gran banco de carpas que llamaron la atención por su variedad de colores y sus musculosos cuerpos dirigiéndose río arriba. La lucha que mantenían para seguir su camino contra corriente fue dura, pero no lo suficiente para que desistieran en su empeño.

En una zona del río más abrupta tuvieron que parar al encontrarse con una catarata que les impedía el paso. El dilema sobre si seguir o no, hizo que la mayoría de las carpas se diesen por vencida, dejándose llevar por la fuerza del río y así poder descansar del enorme trabajo que habían realizado, pero un total de 360 carpas decidieron continuar.

El sonido que hacían estas carpas al intentar superar la catarata, hizo que los demonios cercanos se acercasen y decidiesen hacerles un poco más interesante su misión aumentando la altura de las cataratas.

La perseverancia y fuerza de estos peces hizo que no se rindiesen y continuaron intentándolo durante 100 años. Los demonios no podían imaginar que estos animales fuesen tan testarudos por lo que empezaron a cansarse de este juego. En ese momento, una de las carpas consiguió dar un gran salto por encima del agua y pasar la última catarata.

El paso de esta catarata que era conocida como la puerta del dragón hizo que esta pequeña carpa fuese recompensada, por ello la carpa se convirtió en un dragón celestial. Desde entonces se dice que cualquier carpa que consiga pasar esa puerta se convertirá en un dragón.

Algo desconocido de esta historia es que también se les atribuye gran sabiduría, ya que para conseguir superar esa catarata final deben aprender y adquirir conocimientos del resto de animales que se encuentran durante su camino.

Los koi son peces muy longevos, en condiciones normales viven de 20 a 30 años, aunque se conocen ejemplares con 200 años. Además de ser peces muy tranquilos, pueden llegar a reconocer a sus dueños, y añadido a su capacidad de vivir a temperaturas muy diferentes, le convierten en un animal ideal para estanques particulares. Dependiendo de la variedad, las carpas, llegan a medir 80 o 90 centímetros y pesar más de ocho kilos, pero hay variedades que alcanzan el metro de longitud.

Alrededor del siglo XIX esta carpa comenzó a popularizarse entre los agricultores de arroz quienes las criaban como alimento, poco a poco se fueron dando cuenta de que había carpas de color más brillante que las habituales. Las criaron y cruzaron hasta formar pautas de colores bien definidas convirtiendo la cría de peces Koi en un autentico hobby.

A día de hoy el hobby de criar estas carpas se ha extendido por el mundo entero, existen criadores que han llegado a pagar mas de 100.000 euros por algún ejemplar. Un ejemplo es la variedad Tancho que es de color blanca y se caracteriza por tener un circulo rojo perfecto encima de la cabeza, normalmente asociada a la bandera de Japón.