Etiquetas

, , , , , ,

@solitalo

.

Sin tu amor no hubiera podido vencer mi dolor y odio que estaba congelado en un lugar frío y remoto de mi mundo interno. Terminó el tiempo para recordar con dolor mi ayer. Ahora mis sueños para un mañana están en tus manos porque “Mayores son tus caminos y pensamientos que los míos”.

Queda el tiempo de caminar en comunión contigo, en libertad: Tú Eres mi Dios, tu hija soy. Lavaré mis manos en inocencia, e iré alrededor de altar, Oh Señor, para proclamar con voz de acción de gracias agradecimiento y contar todas tus maravillas. (Salmo 26: 6,7). as cosas que quieres recibir como si ya las tuvieras.

No correré tras el viento para huir de mi pasado, no correré tras el viento que me lleva a un futuro incierto, no correré tras el viento que me aleja de mi presente.

Porque correr tras el viento es correr más veloz que el yo interno, es correr para no enfrentarse al dolor del ayer, al fracaso no resuelto.

Es correr más veloz que la vida misma para no luchar por temor al sentimiento de culpa, al fracaso, al yo que juzga severamente…

Es convertirse en prisionero del pasado o de un sueño de un futuro incierto.
Meditaré, me detendré, Haré conciencia de que mi ser necesita descanso.

Valoraré mis logros y perdonaré mis errores, dejaré correr con perdón y aceptación las experiencias de fracaso y dolor de mi ayer. Ya no correré tras el viento, sino que viviré mi hoy en paz.

Miraré como las hojas caen, sentiré su brisa acariciando mi rostro y me sostendré en Dios y con seguridad y firmeza; Él me sostendrá en las ráfagas de las luchas imprevistas de cada día.
Todo lo que se recibe es un regalo, incluso las experiencias más traumáticas pueden ser en realidad llamadas de atención y por lo tanto, regalos.

La respuesta adecuada para cualquier regalo es la gratitud.

En el fondo de nuestro corazón, podemos convertir el miedo en confianza valiente; los nervios y la confusión en quietud; el aislamiento se puede convertir en una sensación de unidad con los demás; la introversión en amor; y las reacciones irracionales en sentido común.