Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

 

 

Atalanta, cuyo nombre significa “equilibrada”, es una diosa amazona de la antigua Grecia. Cuando nación, la dejaron sobre una roca del monte Partenio y allí fue abandonada a su suerte, porque su padre quería un hijo varón. Pero la encontró una osa, enviada por la diosa Artemisa para rescatarla, que la amamantó. Algunas versiones cuentan que era la propia Artemisa en forma de osa. Atalanta creció y se convirtió en una gran cazadora y guerrera. Mató incluso a dos centauros que intentaron violarla.

Un día, su padre oyó de su fama y sus aventuras y quiso que se casara, a fin de poder obtener reconocimiento personal por la buena reputación de su hija. Engañosamente, se persuadió a Atalanta de que participara en una carrera en la que, si su oponente ganaba, habría de casarse con él. Pese al engaño inicial, Atalanta terminó casándose con él por amor. Algunos relatos cuentan que ella y su esposo serían transformados luego en leones, y tirarían del carro de la diosa madre Cibeles.

Meditación

Si me soy fiel a mi misma,
incluso las experiencias más desafiantes o dolorosas
pueden tornarse en sabiduría y fortaleza.

Fuente: Julie Loar. Diosas para cada día.