Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

El Onix también llamado la Piedra de la Buena Conducta, entre las piedras negras, es considerada la de mayor simbolismo. Considerada como sagrada por la tradición, es un tipo de Ágata completamente negra y representa la dimensión que está más allá de la vida terrestre.

Su color negro absorbe a todos los demás y su abismo de oscuridad, al igual que el espacio sin sol o sin estrellas, concentra y emana el poder de la Unidad de todas las demás piedras y de lo Absoluto. Todo en ella está contenido en el silencio y en la paz eterna. El Onix corresponde al punto cero de las matemáticas. En esta piedra, la energía potencial de toda manifestación está en reposo absoluto.

Historia popular mágico-ritual

Según algunas tribus africanas, el Universo surgió de la Gran Explosión de un minúsculo Onix. Todo estaba adormecido en su interior y, al explotar, dio origen al mundo de la manifestación. Para otras tribus, el Onix era el «Sepulcro Sagrado», asociado al fondo de la Tierra, donde estaba el mundo de los muertos. Estas tribus aseguraban que cuando alguien se moría, era llevado al interior de un inmenso Onix, debajo de la Tierra.

En el Onix están los misterios de la muerte y del más allá, afirma la Tradición. En él se encuentra la sabiduría de los antepasados del hombre y de los primeros países de la humanidad. En él descansan los muertos y los dioses. Debido a su enorme fuerza, el Onix también fue utilizado como oráculo por los pueblos antiguos. Cuenta una leyenda que en el abismo del cual brotaban las exhalaciones proféticas con las que las pitonisas (sacerdotisas adivinas del oráculo de Delfos de la Antigua Grecia) adivinaban el futuro, habían Piedras Negras de Onix.

Según se dice, el Onix es bueno contra las energías negativas (de baja vibración). Y así es en realidad. Es una piedra porosa y absorbente. Si la luz de color negro significa la unidad primordial, su sombra es la ignorancia. Y, atraídas por esta ignorancia, y no por la sabiduría que se oculta tras su oscuridad, las entidades no evolucionadas, las energías desequilibradas, las fuerzas demoníacas y los pensamientos impuros tienden a acercarse a ella.

Esta es su trampa. La piedra atrae magnéticamente las vibraciones negativas, las absorbe y las disuelve en el abismo de la oscuridad. Al igual que en un pozo sin fondo, las fuerzas maléficas, al penetrar en el Onix, se sumergen en el vacío de la nada y son disueltas por esta piedra llena de artimañas.

Si el portador del Onix es blanco de los bajos pensamientos de otras personas, con él se encontrará protegido. En lugar de ser alcanzado por estos pensamientos, será la piedra la que absorba este ataque y lo anule. Al entrar en contacto con el Onix, las personas de baja vibración, pierden su energía y sienten como su poder se debilita, ya que la piedra tiende a absorberlo.

Cualidades

  • En su poder vibratorio posee la capacidad de estabilizarnos, mitiga el terror a lo desconocido.
  • El Ónix favorece la meditación.
  • Muy utilizado para personas que sufren melancolía.
  • Genera perseverancia y humildad.
  • Controla las pasiones, protege contra accidentes.
  • Era frecuentemente utilizada como amuleto para reforzar y agudizar la vista.
  • Tiene la capacidad de conectarnos con la tierra, y para ese propósito deberíamos llevarla siempre encima.
  • Es indispensable para las personas sensibles a los cambios de temperatura y para quienes se esfuerzan en obtener grandes logros.
  • En el plano físico es ideal para los disturbios circulatorios y los problemas de audición.
  • Ayuda a curar constipados, resfriados y gripes.
  • Además es un excelente anticonvulsivo, antitusivo, tónico, fortificante y emoliente.
  • Fortalece la piel, las uñas, el cabello y sana llagas purulentas.
  • Es importante limpiarla cada vez que se la utilice, y no debería utilizarse junto con otras piedras, ya que emite sus propias vibraciones de una forma muy marcada.
  • Se utiliza sobre el plexo base.
  • El Ónix equilibra las polaridades masculinas y femeninas, fortalece los huesos, energía sexual, fortalece uñas y cabello, evita preocupación sobredimensionada, actúa sobre el chakra raíz.
  • Desarrolla auto aceptación, autenticidad, sinceridad, relajación, encuentro con la propia identidad, sana ambición y sanas esperanzas. Corrige la excesiva competitividad, la indecisión y la volubilidad, ansiedad e hiperexcitación, hipocondría, dificultades digestivas, dispepsia e hiperacidez, convulsiones, epilepsia y enfermedades oculares.
  • Para vencer los efectos de los shocks.
  • Da sabiduría y potencia las transformaciones.

El Ónix proporciona y regala alegría, simpatía, encanto personal y seducción. La magia del pasado trabajó mucho con ella en forma positiva, pues servía para disipar el malhumor y dar paso a la tranquilidad, calmando el nerviosismo y relajando las tensiones. Ofrece un fuerte poder en quien las usa, médicos, sanadores, etc., especialmente por su capacidad estabilizante que ayuda en los chakras para sus desbloqueos energéticos, para los que son ideales los discos de ónix.

Ayuda a pensar objetivamente. Para la melancolía y la depresión.
Signos afines a la piedra: Sagitario y Aries.