Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Para los antiguos Sacerdotes de Hawai, el Ser Humano está constituido por 3 Yo:

– Yo Básico, mente subconsciente, donde guardamos todos los patrones que hemos acumulado a lo largo de todas las existencias. Es compartido por todos.

– Yo Intermedio, mente consciente, la mente intelectual, lo que vemos, sentimos y pensamos.

– Yo Superior, mente Súper Consciente, la Divinidad.

La mente consciente solamente puede actuar con lo que va a buscar al subconsciente, no tiene nada propio. No tiene nada en que basarse. Solamente el Yo Básico puede comunicarse con el Yo Superior, la Divinidad.

En el Ho’oponopono el proceso de cura no se da mediante un acto consciente o un acto mental. Quien cura es la Divinidad… y esa cura tiene lugar cuando pedimos al Yo Básico que se conecte con la Fuente para curarnos, limpiando todas las creencias erróneas… permitiendo entonces que la Divinidad fluya a través de nosotros. Ellos llaman Niño al Yo Básico, y para conectarnos con él podemos imaginar que se encuentra energéticamente en la región bajo el ombligo.

Me ha gustado llamarle Niño y así lo he venido haciendo…Entonces… cuando alguien entre en tu realidad y te traiga algún “problema”, puedes hacer la cura al asumir el 100% de la responsabilidad por los pensamientos erróneos que han creado aquella situación, y limpiando esos pensamientos.

Te conectas con el “Niño” y dices: “Niño, por favor, pide a la Divinidad que limpie en nosotros todos los pensamientos erróneos que nos hacen ver a esa persona como cualquier cosa que no sea un Ser de Luz.”

Y repites mentalmente “¡Lo Siento Mucho! ¡Perdóname! ¡Te Amo!¡Gracias!” imaginando que hablas con esa persona. Tantas veces como sientas que es necesario… Sabiendo que en realidad estás curando a ti mismo, porque toda cura es una auto-cura.

Fuente: hooponoponoenalmaalada.blogspot.com