Etiquetas

, , , , , , , , , ,

@solitalo

Hoy jueves, es el día del cuarto Rayo, el Director es el Maestro Ascendido Hilarión, además sirven en la Llama Verde el Arcángel Rafael y su complemento la Bien Amada María Madre de Jesús. Elohim Vista (Cíclope o Ciclopea) y la Bien Amada Cristal. Los ángeles que rigen este rayo son: Hahael, Mikael, Veuliah, Yelaiah, Sealiah, Ariel, Asaliah, y Mihael.

Hilarión pertenecía a la fraternidad de Diógenes, la de los buscadores de la verdad, cuyo símbolo era una pequeña lámpara, también bordada en los blanquísimos mantos de los miembros de la Fraternidad de Creta. La Llama Verde de la Verdad patrocina a todos aquellos que buscan la verdad y procuran llevarla a la práctica eb sus diversas actividades. De este modo, los grandes avatares, profetas, reformadores, médicos, estadistas, educadores, misioneros, adeptos a las artes, a las ciencias y a la religión están bendecidos por las energías de la Llama Verde.

Arcángel Rafael y la Bien Amada María, Madre de Jesús

El Arcángel Rafael, el Arcángel de la Curación, dedicó una buena parte de su vida, no sólo a curar a las personas encarnadas, sino a aquellas que sufren en el plano etérico. Dirigente de escuelas de enseñanzas y de entrenamiento de regiones angélicas, extrae la existencia de sus rayos de curación de los dioses Helios (Sol) y Vesta, irradiándola a todas las criaturas necesitadas.

Su complemento divino es la Madre María, máxima dirigente de los ministerios de curación para el Planeta Tierra. Su trabajo de Amor, consolación y dedicación a los que estimulan la verdad son inagotables, ya que la Madre María ve con igual compasión y misericordia a los intolerantes, perseguidores, maledicentes y a todo aquel que no conoce el sagrado deber y ejercicio de la verdad, de los bienes consoladores y superiores.

Además ningún ser, por muy inferior y vil que sea queda lejos de los ojos compasivos de los maestros, pues siempre existe la posibilidad de rescate.

Apelación al Bien Amado Arcángel Rafael y su complemento Madre María

En nombre y con la autoridad de nuestra Presencia Divina Yo Soy, apelamos a ustedes, Bien Amados Arcángel Rafael y a tu complemento la Madre María, del ministerio de curación, para auxiliarnos en la senda que conduce a la perfección. Santifiquen nuevamente nuestros ojos para que ellos sólo vean la perfección de la Luz Crística existente en el corazón de todo ser humano.