Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Hoy viernes, corresponde al Sexto Rayo que es la Llama Rubí-Dorada de paz y amor, su Directora es la Maestra Ascendida Lady Nada. En este rayo sirven también el Arcángel Uriel y su complemento divino Dama Gracia, Elohim Tranquilitas y su complemento divino Pacífica, los querubines: Haziel, Aladiah, Laoviah, Hahaiah, Yesalei, Mebahel, Hariel, Hekamiah. Las dominaciones están conformadas por: Nit-Haiah, hahaiah, Ierathel, Saheiah, Reyel, Omael, Lecabel, y Hasaiah. En las Potencias tenemos a: Ieuiah, Lehahiah, Chavakiah, Menadel, Aniel, Haamiah, Rehael y Ieiazel.

La Maestra Lady Nada Directora del Rayo Rubí-Dorado

La Maestra Lady Nada también es mensajera del Dios Meru, cuyo templo de Iluminación se sitúa en América del Sur. Habiendo servido muchos años en órdenes religiosas, se familiarizó muy bien con el cristianismo, y debido a sus virtudes y aptitudes, además de su profunda vinculación con la Fraternidad del Maestro Pablo el Veneciano, del Tercer Rayo, fue aceptada como Chohan del Sexto Rayo cuando se produjo la elevación del Maestro Jesús a su nuevo puesto de Instructor del Mundo.

Arcángel Uriel y Dama Gracia

El Arcángel Uriel y la Dama Gracia, acompañados de una gran profusión de Ángeles, se encuentran siempre presentes ahí donde se encuentre un alma necesitada, en particular en las grandes instituciones humanas donde impera el sufrimiento (hospitales, asilos, prisiones y reformatorios). Traen los influjos benditos del Rayo de la Llama Rubí-Dorada, afirmando en primer lugar la paz, pues sin paz no existe la posibilidad de que se afirme la curación y el amor.

Apelación al Maestro Ascendido Jesús El Cristo

¡Oh Dulce Jesús! Jesús, nuestro Maestro, derrama sobre nosotros tu amor inmenso. ¡Lanza, lanza, lanza tus rayos sobre la Tierra y sobre los humanos! Traspásanos, báñanos y multiplica tus ondas de amor infinito. ¡YO SOY!¡YO SOY!¡YO SOY! Te rogamos que esta apelación sea manifestada físicamente.

Apelación al Bien Amado Uriel

En nombre y con la autoridad de la Presencia Divina Yo Soy en mí, apelamos a ti, Bien Amado Arcángel Uriel y Bien Amada Dama Gracia, tu complemento divino, para auxiliar a nuestro Ángel de la Guarda, que día y noche vela por nosotros, nos vigila y nos mantiene en el camino del servicio dedicado a Dios, bendiciéndonos con paz y amor, gracia y unión, armonía y Luz. Agradecidos reverenciamos a la Llama de la Gracia que nos envuelve.