Etiquetas

, , , , , ,

@solitalo

El 24 de mayo una lluvia de estrellas jamás observada antes podría iluminar el cielo e incluso podría superar a las famosas ‘Lágrimas de San Lorenzo’ de agosto pasado. La expectación es bastante grande entre  observatorios, astrónomos y aficionados de todo el mundo porque supone una oportunidad única de investigar este tipo de fenómenos. Al no ser una lluvia conocida no se sabe exactamente qué puede ocurrir. El cometa del que proceden se conoció hace tan sólo diez años por lo que hay muy poca información sobre él.

La intensidad del evento podría alcanzar unos 200 meteoros por hora, señala el jefe de la Oficina de Medio Ambiente sobre Meteoritos de la NASA, Bill Cooke.Las predicciones acerca de lo que se verá en el cielo son bastante variables. Las primeras hablaban de una intensidad de milestrellas fugaces por hora (lo normal es una cantidad de cien). Si se produjera de este modo, la lluvia se convertiría en una ‘tormenta de estrellas’, algo que no ocurre desde hace aproximadamente diez años. Los estudios recientes publicados rebajan la cifra y hablan de “cientos”.

Según Mario Tafalla, astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional de España, “las mejores lluvias regulares son del orden de cien meteoros atravesando la atmósfera cada hora. Incluso la predicción más pesimista dice que será una buenísima lluvia de estrellas”. Aún así Tafalla prefiere mostrarse prudente y rebaja las expectativas creadas. “No siempre lo que impresiona al experto es lo mismo que impresiona al público”. 

Se trata de las Camelopardalidas, causadas por el polvo dejado por el cometa 209P/LINEAR. El nombre viene de Camelopardalis (‘jirafa’), una constelación bastante discreta cerca de las constelaciones de Auriga y las dos Osas. Los astrónomos esperan que las estrellas fugaces irradien de esta constelación.

El cometa 209P/LINEAR fue descubierto en 2009. El cometa no es destacable, los astrónomos incluso pensaron primero que era un asteroide. Hace dos años los científicos Esko Lyytinen y Peter Jennisken predijeron que el 24 de mayo de 2014 la Tierra “se encontraría” con los escombros que el cometa dejó en la órbita terrestre hace 200 años, lo que puede resultar en uno de los mayores eventos astronómicos.

Mientras los astrónomos creen unánimemente que la lluvia de estrellas tendrá lugar la fecha indicada, no están de acuerdo sobre su intensidad. “No tenemos idea de lo que estaba haciendo el cometa en los años 1800,” dice Park. “Podría ser una gran lluvia de estrellas, o un fracaso completo”, dice Bill Cooke.

El mejor tiempo para observar el evento sería entre las 02:00 y 04:00 de la madrugada, señalan los astrónomos. Canadá y Estados Unidos serán los países en los que mejor se podrá vislumbrar la lluvia de meteoros. El momento ‘máximo’ se producirá entre las 09:00 y las 10:00 horas peninsular, pero la actividad tendrá lugar varias horas antes y después de este momento. Mario Tafalla recomienda a los españoles que quieran ser testigos del fenómeno, que estén pendientes en las horas anteriores a la salida del sol.



Tomado de: actualidad.rt.com, teinteresa.es,