@solitalo

La gemoterapia, como su nombre lo dice, es la utilización de las piedras, cristales, cuarzos y gemas para la curación del ser humano, en sus estados más sutiles. Las gemas y cristales, son un regalo de amor de la tierra, para la sanación del ser humano, potenciando el equilibrio, la paz y la felicidad.

Tenemos conocimiento de la utilización de las gemas y cristales para el beneficio de las personas desde las tradiciones de milenaria India. Desde siempre las gemas y piedras han ejercido una gran fascinación sobre los seres humanos, siendo el regalo ideal para dioses y reyes. Su color, transparencia, pureza, y rareza, han sido codiciadas por el ser humano quien intuye su gran poder benéfico.

La gemoterapia es una forma de sanación holística, que complementa otras formas de medicina energética y alopática.

Las gemas y cristales, intuitivamente, se desean llevar junto al cuerpo, cerca a la piel, y muy cerca al corazón, generalmente para protección y bienaventuranza. Este estado de cosas da inicio a la creación de gemas y joyas para combinarlas con metales preciosos como el oro y la plata, que potencian sus cualidades aportando otras cualidades energéticas.

Casi nadie es indiferente al poder de atracción que generan los diamantes, muy pocos son inmunes al poder y sentimiento de autoestima que proporciona una piedra preciosa, el bienestar general que aporta una regia joya de diamante o esmeraldas o rubí cerca a nuestro cuerpo.

Principio Básico de la Gemoterapia

Los cristales, en especial el cuarzo, poseen vibraciones moleculares y atómicas muy intensas, que interfieren sobre la vibración de otros cuerpos y las alteran, positiva o negativamente. Es decir: la función de los distintos cristales, es trabajar sobre la energía que envuelve al paciente, o al centro de energía afectado, para devolver la armonía y el equilibrio natural, que se ha perdido.

Función de las Gemas y Cristales

Los cristales y piedras preciosas son utilizados para: reconfortar, canalizar, armonizar, equilibrar, proteger, sanar y dar claridad mental. Su finalidad es generar energía y optimizarla para la curación.

Terapia con piedras y gemas

Las piedras y gemas que se utilizan deben ser naturales, de mina, que provengan de la tierra, quien les transmite su poder sanador. Es decir para la sanación y terapéutica en general no funcionan piedras de laboratorio, o reestructuradas.

Las piedras y gemas son seres vivos, llenos de energía, con memoria y cualidades propias que le brindan individualidad, es decir tienen una personalidad.

Los cristales y piedras preciosas para crecer y desarrollarse demoran millones de años, y por lo tanto nosotros no somos testigos de sus cambios, y entonces nos es fácil considerarlas estáticas o sin vida pues a simple vista parecen inmutables.

Cuando se van a utilizar gemas para intervención terapéutica, se deben tener en cuenta aspectos tales como la memoria de la piedra y por lo tanto se deben reprogramar y limpiar; especialmente si estos han pasado por un proceso de pulimento o lapidación, es decir si han sido intervenidos.

En la naturaleza hallamos cristales de varias formas: hexagonales, con facetas, terminados en puntas, amorfos, pero el hombre les varia su forma con el fin de incrementar su belleza y poder, o darle una utilización específica, como en nuestro caso para la sanación o terapéutica.

Con información de: nuevapsicologia.net