Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

Tanto orar como meditar son partes imprescindibles en la vida del viajero espiritual, dale tiempo a las dos, háblale a Dios, pero sobre todo, ¡escúchalo! siempre tiene algo que decirte, una señal que darte, un camino que mostrarte. Fúndete con la Fuente y abriga el encuentro en tu alma. Abrazos de Luz, Namasté.