Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

@solitalo

1. Comienza por saber escuchar. El Cielo emite noche y día.

2. No ores para que el Padre realice tus planes, sino para que tú interpretes sus designios.

3. No olvides que la fuerza de tu debilidad está en la oración. Hermes dijo: En tu fe, está la vida.

4. El pedir tiene su técnica. Hazlo atento, humilde, confiado, insistente y unido a la Majestad Superior.

5. Háblale a tu Genio Benefactor. Confíale todo aquello que puede ser de mutuo interés. Muchas veces a solas, y en respetuoso retiro.

6. No conviertas tu oración en un monólogo. Tus pensamientos deben ser abiertos y sentidos.

7. Cuando ores, no seas engreído, ni demasiado humilde. En su lenguaje no valen trucos, sé tal cual eres. ¿Y las distracciones involuntarias? Descuida. El Padre, igual que el Sol, broncean con sólo ponerse delante.

Extraído de “El Gran Libro del Tarot Egipcio”. Kheto Rigol.