Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

 

El poder supone una gran responsabilidad

Leo es el signo fijo de fuego y el que da lugar al proceso de individualización. La energía que expresa Leo es creativa, afectuosa y leal. Las nativas de Leo están deseosas de mostrar destreza; se consideran a sí mismas el centro creativo de su círculo de influencia, y deben cultivar la capacidad de dominarse personal y espiritualmente para no obstinarse en dominar a los demás. Los nacidos en Leo irradian luz y calidez, y deben aprender el afectuoso desapego que brota de un corazón comprensivo. El símbolo de Leo es tradicionalmente el león, el «rey de las fieras». Leo representa el principio de la dominación.

El signo de diosa que corresponde a Leo es la cobra, que es sin duda la reina de las serpientes. En todas las partes del mundo, las serpientes y dragones están conectados con la sabiduría de lo sagrado femenino, y muchas culturas han imaginado también que, en su aparente movimiento, el Sol astro regente de leo, cruza el cielo como una serpiente. Los dragones son criaturas de fuego, y en los mitos, las serpientes «escupen fuego» a sus enemigos. Todos los faraones de Egipto llevaban en la frente la imagen de la diosa cobra llamada Wadget, símbolo del gobierno divino.

Entre las diosas de fuego las hay que resplandecen con luz solar, hay grandes felinos de diversas culturas y también aquellas que representan el principio creativo del fuego en forma de dragones o serpientes. Las diosas de Leo encarnan la nobleza, el principio de la luz y el fuego del Sol. Algunas  son, de hecho, hijas del Sol.

Fuente: Julie Loar. Diosas para cada día.