Etiquetas

, , ,

@solitalo

English Roses

Imaginen que viajan en un trasatlántico: tiene su itinerario, debe parar en tal puerto…ustedes no tienen ninguna posibilidad de cambiar su ruta. Y una vez en el mar no se pueden bajar, porque si ni, caen al agua. Pero en el trasatlántico pueden leer, hablar con los otros pasajeros, comer, beber, bailar, dormir en su cabina, o subir al puente para mirar el mar. Las posibilidades no faltan.

Esta imagen del trasatlántico es la del destino de la humanidad. Todos nosotros estamos en un trasatlántico cuyo itinerario ha sido trazado por los poderes celestiales y nadie tiene la posibilidad de modificarlo. Podemos hacer todo lo que queremos vivir en paz o pelearnos, perfeccionarnos o envilecernos. Pero el itinerario no depende de nosotros, los acontecimientos por los que tiene que pasar la humanidad, el sistema solar e incluso todo el cosmos han sido fijados desde la eternidad, y no se puede cambiar nada de ellos.

Omaraam Mikhaël Aïvanhov