Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

@solitalo

La historia de Eva que conocemos por la Biblia judeocristiana, que la culpa de la caída de la humanidad y la expulsión del jardín del Edén, contradice sus anteriores orígenes míticos de diosa. El nombre Eva proviene de la palabra hebrea pronunciada hawah, que significa “vida“, “respirar“. Los investigadores creen que Eva se deriva de Kheba, una diosa más antigua venerada por los hurrianos, cultura que vivió en Mesopotamia hace 5000 años. Según las Tablas de Amarna, que datan de alrededor del año -1400, se adoraba a Kheba hace más de 4000 años, en la Edad de Bronce tardía, Hawah era también otro nombre de Asherah, la gran diosa madre de la época prebíblica.

Las diosas más antiguas estaban asociadas con serpientes, lo cual indica su relación tanto con la sabiduría como con la inmortalidad. En los textos gnósticos, que más tarde la Iglesia católica tacharía de heréticos, Eva es un aspecto de Sophia y encarnación del principio supremo de la sabiduría femenina. En su calidad de tal, era la creadora del Mundo, logos en griego. Los gnósticos consideraban iguales a las mujeres y a los hombres. El descubrimiento de los manuscritos de Nag Hammadi en Egipto en 1945 ha revelado valiosa información sobre la riqueza y diversidad de creencias que profesaban quienes vivieron en el Oriente Medio hace 2000 años.

Meditación

Sabiendo que la vida es eterna,
y que la justicia prevalece siempre,
confío en que las mujeres trascenderán
los llamados pecados de Eva.

Fuente: Julie Loar. Diosas para cada día.