Etiquetas

, , , ,

@solitalo

El aura es nuestra piel espiritual. Y así como es deseable que nuestra piel física sea suave y fina, también es deseable que la piel espiritual que nos rodea sea extensa y resistente.

Hay personas que no paran de quejarse de la manera como las demás las miran, les hablan, las tratan. Son tan sensibles que podría decirse que tienen llagas por todas partes. Con esto revelan que su aura es muy delgada. ¿Por qué? Porque no tienen mucho amor. Mientras que las personas que tienen un aura muy extensa, se les puede decir todo lo que quiera, eso no les molesta, no les ofende, porque tienen mucho amor. Así pues, ustedes son tan sensibles a las críticas, no traten de justificarse; esto significa sencillamente que no tienen suficiente amor para tapar las brechas, para construir muros gruesos e impedir que las corrientes negativas atraviesen su aura.

Omraam Mickaël Aïvanhov