Etiquetas

, , , , , ,

@solitalo

A pesar de los esfuerzos que ustedes hacen para abrirse a las vibraciones celestes, sucede que, algunos días no sienten nada. Pero no se desanimen, habrá otros días en que las sentirán de nuevo. Largo y difícil es el camino que conduce a nuestra patria celeste. No obstante, hay una cosa de la que nunca debemos dudar: un día la volveremos a encontrar.Mientras que con las empresas terrestres, no es nada seguro poder triunfar.

Cuando alguien fracasa dos o tres veces en un examen o en una elección, se le hace comprender que es inútil insistir, y debe renunciar. Pero cuando se trata de nuestra predestinación divina, sin importar los fracasos y las caídas, debemos, a todo precio perseverar. Esta predestinación está tan profundamente inscrita en nosotros que un día u otro llegaremos a la meta.

Omraan Mikhäel Aïvanhov