Etiquetas

, , , , , , ,

@solitalo

Los salmos son oraciones poderosas, y debemos tener en cuenta que cuando los utilizamos, debemos estar seguros, ya que los mismos obrarán a favor de quien tenga la razón.

No sea, que al realizar nuestra oración con ellos, lo que queramos conseguir se vuelva contra nosotros, esto es muy sencillo y se los voy a describir con un simple ejemplo:

Una persona, comete un robo en una tienda o en un banco, o a una persona, la policía esta tras la pista de esta persona, y bien esta persona hace una oración con un salmo para auto ayudarse luego de su fechoría, el poder milagroso del Salmo, se volverá entonces en contra de ella, ya que los salmos obran a favor de quien tenga la razón, es decir haciendo la oración, ayudara a la policía a dar con ella.

Otro dato importante a tener en cuenta es el siguiente, la hora más efectiva de realizar la oración es antes de la salida del Sol.

Es el momento de mayor movimiento entre nosotros y El Ser Supremo, o en las primeras horas del día, a menos que sea un día sábado.

Otra cosa que no es menos importantes que las antes dichas, luego de hacer tu oración ya sea con Los Sagrados Salmos, o algún oración con Ángeles, o Arcángeles, no olvides darles las gracias por anticipado, es sumamente importante que agradezcas por los favores recibidos.

Salmo 1. Para sanar a la mujer que está embarazada y se encuentra en peligro de aborto para evitar aborto espontaneo.
Salmo 2. Para apaciguar la tormenta interior.
Salmo 3. Para adquirir prosperidad.
Salmo 4. Ante cualquier problema indecisión si se encuentra atorado.
Salmo 5. Para casos desesperados de negocios, la corte o ante magistrados.
Salmo 6. Para curar enfermedades de la vista.
Salmo 7. Para ahuyentar o alejar a los enemigos.
Salmo 8. Para encontrar gracia divina y éxito en los negocios.
Salmo 9. Para que un joven sane.
Salmo 10. Para protegerse de entidades maléficas.
Salmo 11. Para salvarse del poder de sus enemigos y de persecuciones políticas.
Salmo 12. Para no debilitarse y fortalecer el organismo.
Salmo 13. Para librarse de un dolor corporal y de una muerte trágica.
Salmo 14. Para librarse de calumnias y desconfianzas, para saber si alguien tiene malas intensiones hacia usted.
Para quitarse el miedo.
Salmo 15. Para curarse de melancolía, depresión y locura.
Salmo 16. Para descubrir a quien ha hurtado.
Salmo 17. Para quienes tienen ideas suicidas.
Salmo 18. Para salvarse de gobernantes déspotas o agresivos.
Salmo 19. Para obtener sabiduría. Para que un niño tenga un buen corazón, para que sea generoso y se convierta en buen estudiante.
Salmo 20. Para salir bien de un juicio o problema legal.
Salmo 21. Para quienes tienen problemas de impotencia.
Salmo 22. Para apartar los infortunios y que dios lo fortalezca ante cualquier misión, evento o empresa sirve para quemar karma.
Salmo 23. Para recibir respuesta en el sueño o en una visión.
Salmo 24. Para salvarse de una inundación.
Salmo 25. Para salvarse de una desgracia.
Salmo 26. Para salvarse de un sufrimiento o peligro.
Salmo 27. Para recibir hospitalidad.
Salmo 28. Para curarse de bronquitis y enfermedades respiratoria.
Salmo 29. Para librarse de entidades negativas o de un trabajo de brujería.
Salmo 30. Para librarse de hechizos.
Salmo 31. Para salvarse del mal de ojo.
Salmo 32. Para recibir de dios gracia, amor y misericordia.
Salmo 33. Para preservar la vida de los niños.
Salmo 34. Para escapar de una situación que no queremos prolongar.
Salmo 35. Para salir bien de un juicio legal.
Salmo 36. Para que se extermine el mal.
Salmo 37. Para quitarse el vicio del alcohol.
Salmo 38. Para quien se embriaga sin control.
Salmo 39. Para quien sufre de desmayos o epilepsia.
Salmo 40. Para librase de depresión o locura y de entidades negativas.
Salmo 41. Para recuperar el dinero que otros le deben o le han hecho perder. Para recuperar la confianza que alguien perdió en usted. Para conseguir empleo.
Salmo 42. Para quien esta en peligro de perder su casa, un negocio o su empleo.
Salmo 43. Para quien va a construir una casa.
Salmo 44. Para curarse de urticaria.
Salmo 45. Para establecer armonía en la pareja conyugal.
Salmo 46. Para eliminar el odio o el rencor en su pareja.
Salmo 47. Para hacerse amar por sus semejantes.
Salmo 48. Para que sus adversarios lo respeten.
Salmo 49. Para curar a alguien que tenga una fiebre severa.
Salmo 50. Para salvarte de atacantes como ladrones o atracadores.
Salmo 51. Para ser perdonado por haber cometido un pecado grave. Para obtener fortaleza ante una fuerte tentación. Para librarse de una pasión.
Salmo 52. Para librarse de habladurías.
Salmo 53. Para obtener protección contra enemigos declarados u ocultos. Para librarse de caer en habladurías chismosas.
Salmo 54. Para apresurar el proceso de convalecencia.
Salmo 55. Para quien se encuentra en prisión.
Salmo 56. Para librarse de un vicio o pasión como drogas o alcohol.
Salmo 57. Para tener éxito en todo lo que emprenda.
Salmo 58. Para librarse de la mordedura de un perro.
Salmo 59. Para protegerse contra la posesión diabólica.
Salmo 60. Para hacer respetar sus derechos en general y sus linderos en particular.
Salmo 61. Para quien tiene temor de habitar en su casa.
Salmo 62. Para curar enfermedades del aparato digestivo.
Salmo 63. Para curar enfermedades hepáticas y biliares.
Salmo 64. Para quienes viajan por rio o por mar eviten tener accidentes.
Salmo 65. Para quien necesita algo de otra persona, para pedir lluvia sobre los campos.
Salmo 66. Para librarse de entidades negativas, para hacer conjuros y limpiar espiritual mente una casa, un negocio, un lugar o una persona.
Salmo 67. Para curar una enfermedad grave o crónica.
Salmo 68. Para quien cree ser víctima de hechizos y brujerías.
Salmo 69. Para corregirse de la codicia y la lujuria.
Salmo 70. Para salvarse de la guerra, para salvar a su país de desastres políticos y económicos.
Salmo 71. Para levantar el ánimo y aumentar la fe de las personas que están entrando en años.
Salmo 72. Para asegurarse de que nunca sufrirá pobreza.
Salmo 73. Para librarse del miedo.
Salmo 74. Para sanar cualquier tipo de esclerosis.
Salmo 75. Para doblegar el falso orgullo.
Salmo 76. Para salvarse del fuego o del agua.
Salmo 77. Para no ser víctima de una tragedia colectiva.
Salmo 78. Para encontrar gracia y merced ante los ojos de una persona poderosa.
Salmo 79. El salmo más poderoso contra los enemigos.
Salmo 80. Para curar enfermedades graves y hediondas de la piel o para quitar el mal olor que produce la enfermedad.
Salmo 81. Para equilibrar las energías positivas provenientes de la divinidad en nuestro amado planeta.
Salmo 82. Para tener éxito en una actividad o profesión o en la misión de su vida.
Salmo 83. Para tener éxito en su misión o en la actividad que emprenda.
Salmo 84. Para quien padezca sida o cáncer.
Salmo 85. Para mejorar las relaciones con sus amigos, para eliminar una enemistad o malentendido.
Salmo 86. Para evitar la arterioesclerosis.
Salmo 87. Para curar la miopía.
Salmo 88. Para eliminar el resentimiento.
Salmo 89. Cuando existe peligro de perder un miembro superior o inferior.
Salmo 90. Para eliminar la drogadicción.
Salmo 91. Salmo de la esperanza y confianza en dios y en sus santos ángeles.
Salmo 92. Para ver grandes milagros.
Salmo 93. Para curar la hipertensión.
Salmo 94. Para librase de un enemigo o opresor.
Salmo 95. Para no cometer equivocaciones.
Salmo 96. Para alcanzar armonía y felicidad en el hogar.
Salmo 97. Para eliminar las tensiones conyugales.
Salmo 98. Para establecer la unión y la paz entre familias o amigos, para la reconciliación.
Salmo 99. Para conseguir evolución espiritual.
Salmo 100. Para quien sufre de lumbago o ciática.
Salmo 101. Para librarse de estados depresivos, melancolía o locura.
Salmo 102. Para que una mujer se cure de esterilidad.
Salmo 103. Para curarse de la osteoporosis.
Salmo 104. Para alejar a la gente dañina o a los vecinos indeseables.
Salmo 105. Para sanar enfermedades eruptivas.
Salmo 106. Para prevenir enfermedades contagiosas o producidas por un virus.
Salmo 107. Para aliviar los dolores menstruales.
Salmo 108. Para tener éxito.
Salmo 109. Para librarse de la opresión de un enemigo.
Salmo 110. Para que encuentre paz con sus enemigos.
Salmo 111. Para que se materialice la presencia del ser amado que estamos esperando.
Salmo 112. Para fortalecer su interior.
Salmo 113. Para quitar un trabajo de hechicería.
Salmo 114. Para que lo recite un comerciante en su negocio.
Salmo 115. Para pedir perdón por quienes ofenden a dios.
Salmo 116. Para salvarse de una muerte trágica.
Salmo 117. Para que lo rece quien ha sido calumniado.
Salmo 118. Para que dios lo libre de cometer errores.
Salmo 119. Para sanar problemas de anorexia.
Salmo 120. Para hacer las paces con alguien, para hacerse amigo de alguien.
Salmo 121. Para quien va a salir solo por la noche.
Salmo 122. Para entrevistarse exitosamente con una persona importante.
Salmo 123. Para conseguir empleados domésticos o de cualquier otra profesión.
Salmo 124. Para la persona que viaja en barco.
Salmo 125. Para resolver una crisis de identidad.
Salmo 126. Para ser rezado por la mujer a quien se le haya muerto un hijo.
Salmo 127. Para rezarlo cuando nace un hijo.
Salmo 128. Para llevar a buen término un embarazo, para un buen post parto.
Salmo 129. Para evitar las pesadillas y tener buenos sueños.
Salmo 130. Para curar varices.
Salmo 131. Para doblegar su orgullo.
Salmo 132. Para reparar los pecados cometidos y los juramentos proferidos, para eliminar karma.
Salmo 133. Para conservar las amistades y aumentarlas lo rezan los padres para que se mantenga la unión entre sus hijos.
Salmo 134. Para elevar nuestras vibraciones espirituales.
Salmo 135. Salmo de alabanza a dios para librarnos y llenar de buenas energías el lugar donde oramos.
Salmo 136. Para reconocer nuestras fallas y eliminar karma.
Salmo 137. Para eliminar el odio, el rencor y el dolor de nuestros corazones.
Salmo 138. Para conseguir amor y amistad.
Salmo 139. Para mantener el amor y la armonía en el matrimonio.
Salmo 140. Para quien va a estudiar.
Salmo 141. Para quitar dolores morales y para sanar enfermedades del corazón.
Salmo 142. Para quitar dolores musculares y calambres en las piernas o para sanarlas de cualquier enfermedad.
Salmo 143. Para quitar el dolor de muelas, para quitar dolores y ayudar en la cicatrización de enfermedades periodontales.
Salmo 144. Para sanar fracturas en la mano o en el brazo.
Salmo 145. Para quitar el miedo ante seres espirituales o astrales.
Salmo 146. Para sanar una herida infectada o reacia a cerrase.
Salmo 147. Para curar mordeduras de serpientes o escorpión.
Salmo 148. Para salvarse de un incendio.
Salmo 149. Para que no se extienda un incendio.
Salmo 150. Salmo de agradecimiento y alabanza a Dios por todas sus obras.

Tomado de: Luz Stella Rozzo. Libro “El Poder Milagroso de los Salmos”.