Etiquetas

, , ,

@solitalo

2007 oil on canvas                                                       by Yongsung Kim.                                               "Beside still waters"

Cuando Jesús decía: «Mi Padre y yo somos uno», estaba resumiendo los más grandes arcanos de la religión. Y nosotros también un día deberemos ser capaces de pronunciar las mismas palabras.

Algunos dirán: «Sí, pero Jesús no es lo mismo que nosotros. El era el hijo de Dios, mientras que nosotros, pecadores…» La Iglesia quiso hacer de Jesús el equivalente del mismo Dios, la segunda persona de la Trinidad, Cristo, un principio cósmico, poniendo así entre él y los hombres una distancia infinita ¿Pero acaso es la verdad? Jesús jamás dijo algo así, jamás pretendió ser una esencia diferente a la de los demás hombres. El dijo que era Hijo de Dios, pero no reivindicó sólo para él esta filiación divina, también subrayó la naturaleza divina de todos los seres humanos, si no, ¿qué significarían estas palabras?: «Padre nuestro que estás en los Cielos…»»Sed perfectos como vuestro Padre Celeste es perfecto». Y también; «Aquel que cree en mi hará las obras que yo hago y las hará aún mayores».

Omraan Mikhaël AÏvanhov