Etiquetas

, , , , , , ,

@solitalo

Adan y Eva.....

Según una tradición, cuando el Creador puso a Adán y Eva en el Paraíso terrestre, El le confió a Adán el cuidado de los animales, y a Eva el de la vegetación. He ahí por qué viviendo entre las flores, Eva terminó por emanar de ella misma un perfume de flores. Pero en el momento del primer pecado perdió ese poder. Antes de la caída, toda clase de perfumes deliciosos emanaban de ella, porque poseía las cualidades y las virtudes que se manifiestan en el plano físico bajo la forma de perfumes. En efecto, todos los fenómenos psíquicos tienen su correspondencia en el mundo físico: un perfume es la expresión física de una virtud, y un olor nauseabundo es la expresión física de un vicio.

Y si ahora las mujeres sienten tanto la necesidad de perfumarse, es por el recuerdo de ese don de exhalar naturalmente perfumes que poseían cuando vivían en el Paraíso. Pero perfumarse no es el mejor método. Perfumarse, incluso maquillarse, no es reprensible, pero si las mujeres aprendieran a desarrollar ciertas cualidades y virtudes, ya no tendrían necesidad de algo superficial: reencontrarían su verdadero perfume, reencontrarían su belleza original.

Omraam Mikhaël Aïvanhov