Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

La publicidad les ofrece a ustedes objetos y productos de toda clase que, supuestamente, deben aportarles la salud, la belleza, el confort, el bienestar… ¡Ah y la felicidad! Todo está ahí para atraer a los humanos, y sobre todo para engañarlos. Porque incluso, si un día debieran poseer todo lo que se les propone, y aún mucho más, eso nunca les daría lo que verdaderamente necesitan.

¡Qué les dice una enseñanza espiritual? Que aprendan a elevarse por medio de la oración y de la meditación hasta las regiones de la Luz, porque ahí recibirán un elemento sutil, imperceptible. Y ese elemento es el que les aportará todo, porque les dará el gusto por las cosas. Desde el momento en que reciben este elemento, sentirán que él produce en ustedes mismos una vibración nueva y su vida se volverá indescriptiblemente bella y rica. Sin ese elemento imponderable que sólo se obtiene a través de una disciplina espiritual, aunque acumulen todo lo que es posible acumular, ustedes siempre estarán insatisfechos y desilusionados.

Omraam Mikhaël Aïvanhov