Etiquetas

, , , ,

@solitalo

Pink lotus

Un mal hábito es como un cliché que se imprime en nuestros cuerpos sutiles. Una vez impreso se reproduce al infinito. Incluso si después uno lamenta su falta, no sirve de nada: uno la repite…y luego, ¡uno lo lamenta de nuevo! Es un encadenamiento sin fin de faltas y de remordimientos, pues el remordimiento también tiene inscrito su cliché, y por eso siempre vuelve después de la falta, pero no ayuda a corregirla.

Entonces, ¿qué hay que hacer? reemplazar el cliché, es decir, reemplazar los malos hábitos dedicándose poco a poco, y conscientemente a tener otros pensamientos, otros sentimientos, y sobre todo a tener otros gestos. Todos esos pensamientos, esos sentimientos, y esos gestos son otras tantas nuevas grabaciones,otros nuevos clichés, que ayudarán a neutralizar las anteriores. No las borrarán, porque en la naturaleza nada se borra, pero se les superpondrán, y son ellas las que actuarán.

Omraam Mikhaël Aïvanhov