Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Buenos días, como todos ya saben, hace unos días entro en erupción el Volcán Calbuco ubicado al Sur de la Cordillera Chilena. Una erupción que a los geólogos tomó desprevenidos. Acompañó de erupción de cenizas y en su momento, formación de rayos y tormentas locales.

Vayamos a la parte metafísica:

Los volcanes representan nuestras emociones. Que un volcán erupcione significa que hemos reflejado una explosión a nivel emocional (necesaria). Muchos, estos últimos días, han pasado pruebas personales de alto contenido emocional. Esta explosión se ha sentido como un fuego que quema y arde por dentro y asciende hacia los chakras superiores (principalmente desde el segundo y tercer chakra, con énfasis en el hígado y el estómago). El exceso de energía de Fuego asciende. La acumulación emocional produce presión (muchos se han sentido bajo presión) .Emociones de ira y frustración desataron el evento (mucho karma limpiándose activado por situaciones personales actuales). La retrogradación de Plutón (El transformador) sumada a la de Saturno (el estructurador) nos hicieron re-vivir situaciones del pasado traídas al presente, seguramente con nuevos personajes (o quizás no) pero en un mismo contexto. se nos puso y se nos esta poniendo a prueba (aun hay unos 5 meses más de retrogradación).

La formación de rayos en el momento eruptivo representa la luz que alumbra la verdad, que ilumina. Inmediatamente, la formación de tormentas representa el poder catalítico de la transformación.

Pasemos al tema de las cenizas. Cuando escribo la palabra cenizas, se viene a la mente la imagen del “Ave Fénix”, aquella ave extraordinaria llena de magia que irradia un fuego incandescente. Esta ave nos representa el poder de la resurrección, al igual que Plutón. El tema de la resurrección lleva un proceso de drenaje emocional (dejar de contener y acumular) elevación de la presión, fuego, incendio, consumación y cenizas. Luego de la ceniza, viene el renacimiento. El Fuego no solo es destructivo (El agua en grandes cantidades también lo puede ser), si no también, que es limpiador, gracias a su poder de consumación de la materia.

Esto es lo que hemos y estamos reflejando en la Tierra, para que observemos con conciencia que los procesos naturales de la Pacha no están separados de lo que sucede dentro nuestro. Somos una unidad viviente, lo que se origina dentro se manifiesta afuera. Podemos atenuar y suavizar estos cambios externos (que muchos apocalípticos desearían que se desaten con fuerza) por medio de nuestra elevación vibracional interior.

Estamos entrando en un nuevo ciclo. Ya lo están sintiendo.

Fuente: shekinahmerkaba.ning.com