Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Hijas e Hijos de mi Corazón:

Ustedes pertenecen a mi Casa, son Míos. Deseo fervientemente entregarles a cada uno de ustedes Mi Símbolo Divino al que yo he llamado Estrella de la Mañana. Este emblema es una señal de nuestra amistad eterna, y les abrirá sus dones de clarividencia. Lo he representado como una estrella de cinco puntas de color dorado y quiero que la reciba cada uno en su tercer ojo.

Basta con que cierren sus ojos por unos momentos, y cuando estén serenos y relajados me dirán: “Madre deseo recibir tu Sello”, y yo haré brillar sobre su entrecejo ésta hermosa luz dorada. Cada que ustedes sientan y vean su estrella personal, recibirán mi fuerza y mi fe inquebrantable.

De la misma forma como se han entrenado en escuchar su “voz interior”, se van a entrenar en “ver” fijando su atención en la estrella que han recibido. Para esto cuentan con la ayuda de los Ángeles de La Revelación (Ángeles Apocalípticos) quienes les permitirán recibir visiones y sueños.

La clarividencia es un tesoro que hará que ustedes vean, lo que otros no ven. Podrán percibir hechos del pasado, del presente, y del futuro. Esta cualidad ya la han trabajado en otras encarnaciones, solo que ahora yo se las estoy activando para que la puedan usar a favor de ustedes y de sus hermanos.

Localicen a sus “yoes del pasado” (Código Sagrado 000) y ellos les mostrarán cómo usaron la clarividencia en otras vidas. Concentrados en mi estrella, traten de ver… de percibir algo….. Al principio parecerá como si ustedes se estuvieran inventando la visión, pero con práctica ustedes confiarán en las imágenes que se les vengan a la mente.

Es lo mismo que con la “voz interior” (Código Sagrado 1155). Ustedes tratan de escuchar, y se les vienen palabras que ustedes creen que son cosas de su imaginación. Con el tiempo ustedes confían en lo que escuchan, porque sienten que es verdad.

Cuando ustedes reciban mi Estrella, el que tenga la visión clarividente la verá brillando en su tercer ojo, y seguramente les dirá: Veo en el centro de sus cejas una estrellita dorada. Cuando los Ángeles y Maestros Ascendidos dirijan sus ojos hacia la multitud, verán sus estrellitas brillando intensamente, y sabrán que ustedes pertenecen a Mi Casa y que son mi tesoro más valioso.

Yo Soy María, La Estrella de La Mañana, la que les otorga una profunda curación.”

Canalizado por José Gabriel Agesta. 06MAR14.

Pueden compartir el mensaje respetando las Fuentes y el Texto.