Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Finalmente llegó el jueves 28 de mayo, ¿se cumplirá la profecía de Nostradamus?

Esta alineación de planetas ha suscitado todo tipo de reacciones por las redes, unos de acuerdo con el célebre profeta, donde vaticina que «Al combinar estos Tierra- Fechas clave con planetas críticos se ha convertido en posible fechas específicas a los instrumentos financieros que califican para un fuerte terremoto».

El temblor muy fuerte en el mes de mayo, Saturno, Capricornio, Júpiter, Mercurio en Tauro. Venus también, Cáncer, Marte en Virgo, granizo caerá más grande que un huevo.

Por otra parte, el holandés Frank Hoogervorst afirma que «la próxima fecha elegible es el 28 de mayo de 2015. Las posiciones planetarias hacia el final de la hora UTC día, y continuando el 29 de mayo son tan críticas que me decidí a publicar un video en YouTube para que la gente tome conciencia de la posibles consecuencias.

En última instancia creo que el Pacífico en gran medida va a cambiar que gran parte de la costa oeste de América (California, Oregon y Canadá ) se hundirá en el mar y que Japón va a desaparecer por completo bajo las olas.

Sé que esto suena extremo, pero la contaminación del hombre es tan extrema. Es posible que la costa oeste será golpeado el 28 de mayo de 2015, un terremoto con una magnitud entre 9,0 y 9,8″.

Agrega lo siguiente: «Cuando empecé hace 25 años con la numerología, calculé sólo nombres y fechas de nacimiento de las personas, donde encontré algunos patrones muy específicos, incluso entre las personas, lo que me convenció de la importancia de la teoría de números».

Otros más escépticos como Daniel Dehesa de qore.com señalan lo siguiente: «no hay razones coherentes ni sustento científico para creer que es algo cierto. El problema es que Frank Hoogerbeets, fundador de Ditrianum Media, trata de demostrar con datos de astronomía —barata— y mucha palabrería que no sólo es posible, sino que «concuerda con muchas predicciones». En sus videos, este sujeto muestra elaboradas animaciones por computadora —aunque con objetos de tamaño y distancia erróneos— para explicar que la fuerza gravitacional de los planetas se multiplica cuando están «alineados», lo suficiente para incluso sacar a la Tierra de su órbita. Sí, como si se tratara de pelotas que no caben en una caja.

Ahora bien, no es la primera vez que Frank busca sorprender al mundo con sus predicciones —las cuales a veces atribuye a un «espíritu» que le habla al oído—, en repetidas ocasiones ha dicho que los eventos del 9/11 son parte de una conspiración internacional. Curiosamente, su explicación acerca de los hechos cambia constantemente. Lo importante aquí es que en opinión de Frank, hay antecedentes: los terremotos de Haití y de Nepal, la explosión del volcán Calbuco en Chile… ya sabes, de esos sucesos que existen desde los inicios de nuestro planeta.

Aunque hay indicios científicos reales de que un terremoto atormentará algún día a la región en los alrededores de la Falla de San Andrés —hasta acaban de sacar película—, es muy difícil ponerle una fecha específica, en especial cuando no hay datos geológicos de por medio. Para ponerle fin al juego de las adivinanzas, el reconocido astrónomo Phil Plait trabajó en un sencillo modelo matemático que explica por qué no hay forma de que los planetas alineados afecten el comportamiento de la Tierra. Según los números, los planetas del Sistema Solar está tan separados entre sí, que su fuerza gravitacional al estar alineados sería equivalente a 2% de la influencia que ejerce la Luna en nuestro mundo; es decir, algo insignificante.

Dicho de otro, la Luna tiene una fuerza gravitacional 50 veces mayor que la de todos los planetas alineados y considerando que nuestro satélite natural siempre ha estado ahí —y seguimos intactos—, parece que no hay razón para preocuparse. Si acaso, la marea mostraría cambios, pero visibles únicamente bajo un análisis sumamente detallado. Además, el concepto de «alineación» que usan los charlatanes no es el mismo que seguramente te viene a la cabeza, con todos los planetas formando una misma línea. El acuerdo científico es que una alineación de planetas (agrupación planetaria) significa que se encuentran del mismo lado del Sol, en un cuadrante cercano. Así que, si alineados no tienen poder sobre la Tierra, nuestros vecinos planetarios son aún menos molestos al estar repartidos en el espacio».

¿Y ustedes qué piensan? ¿Será que esperamos que acabe el día? 😉

Fuentes: http://www.ditrianum.org, http://www.qore.com, lanavedemisterio.blogspot.com